//Apple anuncia oficialmente su ruptura con Intel. A partir de ahora, hará sus propios procesadores

Apple anuncia oficialmente su ruptura con Intel. A partir de ahora, hará sus propios procesadores

Apple fabricará, a partir de ahora, sus propios procesadores. Bajo el nombre de Apple Silicon, Tim Cook, primer directivo de la compañía, anunció oficialmente que la marca de la manzana abandona Intel y empezará a instalar sus propios chips en los Mac. En los iPhones y los iPads, los procesadores hechos por Apple permitieron rendimientos hasta cien veces mayores que los anteriores. En total, Apple ha vendido ya 2.000 millones de procesadores con estos dispositivos, y era hora de hacer lo mismo con los Mac.

Su nombre será Apple Silicon, y gracias a ellos el rendimiento de los próximos Mac crecerá de la misma forma, así como el menor consumo de energía. Habrá toda una familia de chips para Mac, que permitirán construir ordenadores cada vez mejores, igual que pasó con los móviles y los tablets.

Para facilitar la transición de las aplicaciones, Apple pone a disposición de los desarrolladores una serie de herramientas que facilitará la tarea. Se trata que que, cuando salgan, los nuevos Mac puedan seguir usando todas las aplicaciones a las que sus usuarios están acostumbrados.

Craig Federighi explicó que ya se han adaptado muchas aplicaciones al nuevo chip. En concreto, todas las que son nativas, las que vienen incluidas con el Mac y otras tan exigentes como Final Cut Pro. Y compañías como Microsoft o Adobe ya están trabajando para adaptar las suyas al nuevo Mac Silicon.

Incluso las apps que no estén aún adaptadas al nuevo chip funcionarán gracias a Rosetta2, una función que en los nuevos Mac se encargará de «traducir» automáticamente las apps cuando se instalen. Según Federighi, el usuario ni siquiera se dará cuenta de ello. Además, también se podrán «virtualizar» apps de iPhone e iPad, utilizándolas en el Mac sin problemas. Convergencia total entre dispositivos.

Los primeros ordenadores con Mac Silicon estarán disponibles antes de lo previsto, a finales de este mismo año. Aunque la transición, según explicó Tim Cook, durará dos años, por lo que seguiremos, durante un tiempo, viendo ordenadores Mac con procesadores Intel junto a los nuevos con procesadores «made in Apple».

Una conferencia «especial»

Por primera vez en tres décadas, la conferencia anual de desarrolladores de Apple fue virtual. Ya lo había anunciado Phil Shiller, vicepresidente de Márketing Global de la compañía, que justificcaba la decisión a «la situación sanitaria actual». La 31 edición de la WWDC, pues, se celebra a puerta cerrada y sin asistentes. Eso sí, seguida muy de cerca por los más de 23 millones de desarrolladores que Apple tiene en todo el mundo.

Sin más preámbulos, Tim Cook, el CEO de Apple, apareció ante las gradas totalmente vacías del Steve Jobs Theatre para asegurar que, a pesar de todo, este sería uno de los eventos más sonados y multitudinarios de cuantos ha celebrado Apple. La ruptura con Intel, sin embargo, no fue anunciada hasta el final de la «keynote».

iOS14, una nueva pantalla para el iPhone

Para empezar, Cook habló de una «nueva generación de desarrolladores» y dio paso a Craig Federighi, el responsable de software de la compañía, que empezó a desvelar de inmediato cómo será el iOS 14, el nuevo sistema operativo para el iPhone, donde los cambios empiezan por la pantalla principal. Se acabó, en efecto, tener páginas y páginas de «apps» que a la hora de la verdad nunca encontramos. Ahora se podrán organizar en grupos, parecidos a las carpetas de ahora pero de tamaño mucho mayor, con cuatro iconos visibles en cada uno. Más fácil organizar y encontrar las «apps».

También los widgets cambian, se hacen más intuitivos y se pueden colocar de distintos tamaños (y no en fila como hasta ahora), montando un auténtico «puzzle» en pantalla. Además, ahora podremos colocar un widget en medio de las apps, o sobre ellas, lo que permite una personalización mucho mayor de la pantalla principal.

LLega también el «Picture in Picture», ya conocido por los usuarios de Android, que nos deja seguir viendo en primer plano un vídeo mientras abrimos otra «app», en la pantalla principal o por encima de lo que estemos haciendo. (ABC)