//Instituciones del Chaco piden al Gobierno controlar las fronteras

Instituciones del Chaco piden al Gobierno controlar las fronteras

La frontera boliviana con Argentina permanece casi “desnuda” de día y “agitada” de noche. Los efectivos militares y policiales no son suficientes según denunciaron diferentes instituciones que pidieron, una vez más, al Gobierno reforzarla para sumar a la protección de la salud pública por el transporte de coronavirus en los pasos ilegales que usan los contrabandistas.

“El contrabando no es una actividad que se haya paralizado durante la emergencia sanitaria”, explicó el presidente de la Asamblea Regional del Chaco, Mario Aldana. En la última reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) en Yacuiba se marcó como uno de los puntos principales gestionar los mecanismos necesarios para reforzar las fronteras del lado boliviano. En Argentina, hace dos semanas se tomó la decisión de enviar a más efectivos de gendarmería a Salvador Mazza.

“Lamentablemente hay mucha falta de control. Hay gente que ingresa caminando por la parte de Campo Grande. Hace falta la presencia de las Fuerzas Militares. No sirve de nada si hay un flujo de personas que cruzan por ambas fronteras. Lo que pasa es que el Ministro de Defensa vino a ver el tema de las personas que ingresaron para retornar a sus departamentos y uno de los casos positivos de coronavirus que se dio en Yacuiba. Después de ello no volvió. No hay la presencia del Gobierno en Yacuiba. El contrabando ingresa de manera normal y es un riesgo no solo para la salud sino también para la economía del país”, manifestó.

Por su parte, la secretaria de Salud del municipio de Yacuiba, Alba Rifarach, explicó que si bien no se han presentado casos de bagayeros que muestren síntomas compatibles con los del coronavirus y sus actividades todavía no se normalizaron, mantienen contacto con sus dirigentes por ser una población de alto riesgo.

“Todos somos una población de alto riesgo en este momento. Nosotros hablamos con los dirigentes para que nos informen sobre cualquier caso”, explicó. Los sectores problemáticos en el cumplimiento con las normativas de cuarentena rígida no son los bagayeros sino los contrabandistas.

“Es preocupante porque tenemos tantos pasos alternos entre Argentina y Yacuiba. Los militares hacen la custodia de la zona, del otro lado la gendarmería argentina pero las personas se dan modo y vulneran los controles. Es difícil. Le pedimos al Gobierno nacional que nos apoye en el control de las fronteras, es por aquí pasa la mercadería. No hemos recibido ni un barbijo del Gobierno nacional. Nos vendría bien que apoyen a la policía y a los militares y refuercen las fronteras.