//La lengua como ventana a la salud cardiaca

La lengua como ventana a la salud cardiaca

Una parte insospechada de la boca, la lengua, ofrece una inusual ventana para vigilar la salud cardiaca.

En una investigación anterior, se demostró que los microorganismos en el recubrimiento de la lengua podrían servir para distinguir a los pacientes con cáncer de páncreas de las personas sanas. Los autores de aquel estudio propusieron esto como un marcador temprano para diagnosticar el cáncer de páncreas. Y, dado que ciertas bacterias están vinculadas con la inmunidad, sugirieron que el desequilibrio microbiano podría estimular la inflamación y la enfermedad. La inflamación y la respuesta inmunitaria también pueden intervenir en la insuficiencia cardíaca.

Los microorganismos en la lengua podrían ayudar a diagnosticar la insuficiencia cardíaca, según una nueva investigación.

«La lengua de los pacientes con insuficiencia cardíaca crónica tiene un aspecto totalmente diferente al de la lengua de las personas sanas», resume la Dra. Tianhui Yuan, de la Universidad de Medicina China de Cantón (Guangzhou) y coautora del estudio. «Las lenguas normales son de color rojo pálido con una capa blanca pálida. Los pacientes con insuficiencia cardíaca tienen una lengua más roja con una capa amarilla y la apariencia cambia a medida que la enfermedad avanza».

El equipo de Yuan investigó la composición del microbioma de la lengua en participantes con y sin insuficiencia cardíaca crónica. Para el estudio, fueron reclutados 42 pacientes en el hospital con insuficiencia cardíaca crónica y 28 personas sanas. Ninguna de las personas participantes tenía enfermedades bucales, de la lengua o dentales, ni había sufrido una infección del tracto respiratorio superior en la última semana, ni había usado antibióticos e inmunosupresores en la última semana, ni estaba embarazada o amamantando.

Los investigadores descubrieron que los pacientes con insuficiencia cardíaca compartían los mismos tipos de microorganismos en el revestimiento de su lengua. Las personas sanas también compartían los mismos tipos de microbios. No hubo superposición en el contenido bacteriano entre los dos grupos.

A nivel de género (clasificación taxonómica), cinco categorías de bacterias distinguían a los pacientes con insuficiencia cardíaca de las personas sanas. Además, había una tendencia a la baja en los niveles de bacterias de los géneros Eubacterium y Solobacterium, a medida que la con una insuficiencia cardíaca cada vez más avanzada.

«Se necesita investigar más, pero nuestros resultados sugieren que los microbios de la lengua, que son fáciles de obtener, podrían ayudar en la detección, el diagnóstico y la vigilancia a largo plazo y a gran escala de la insuficiencia cardíaca «, explica la Dra. Yuan. «Los mecanismos subyacentes que conectan los microorganismos en el recubrimiento de la lengua con la función cardíaca merecen ser estudiados más profundamente». (Fuente: NCYT Amazings).