//Consternación en Rurrenabaque, una madre arrancó el corazón a su hijo

Consternación en Rurrenabaque, una madre arrancó el corazón a su hijo

Tenía tan solo cuatro años y padeció una horrorosa muerte. Se presume que su madre le arrancó el corazón con una incisión y dejó el cuerpo en la zona de la Chancadora, camino entre Rurrenabaque y Reyes, en Beni.

Consternados, vecinos del área encontraron el cuerpo destrozado de la criatura la tarde del miércoles, de acuerdo con un informe del canal Río TV Amazónica.

El fiscal de Rurrenabaque Nilo Aguilar Alvarado dirigió las pesquisas iniciales. Sobrecogido por la impresión, explicó que todos los indicios apuntan a que su madre tomó un cuchillo y le produjo una incisión en el tórax y le arrancó con sus manos el corazón y parte de un pulmón.

La población porteña reaccionó consternada ante la información, que fue corroborada por la representante de la Defensoría del Pueblo en la localidad, Mariel Gonzayo, quien participó en el levantamiento legal del pequeño cadáver.

La madre, presuntamente con problemas de consumo de sustancias prohibidas, fue aprehendida por ser la principal sospechosa del hecho de sangre; en tanto, el padre se encuentra en igual condición, aunque solamente con fines investigativos, pese a que fue él quien presentó la denuncia ante el personal desplazado al retén de Perembaize, donde se controla el ingreso de personas a Rurrenabaque.

Los policías desplazados a ese sector informaron del hecho a sus superiores, de acuerdo con la explicación de la Defensora, quien dio cuenta que el cuerpo sin vida del niño fue llevado al hospital para la autopsia de ley.

Según otro reporte de la Fiscalía Departamental del Beni, la madre, de 24 años, confesó el hecho y reveló que lo hizo a causa de los problemas que sostenía con su padre y el progenitor del niño.

El fiscal Aguilar Alvarado mencionó que se conoce en forma preliminar que “un niño de aproximadamente cuatro años de edad fue víctima de muerte a manos de su propia madre”.

Anunció la imputación por el delito de infanticidio, que se sanciona con hasta 30 años de presidio sin derecho a indulto. El informe médico, indicó el representante del Ministerio Público, establece que la mujer utilizó un arma punzocortante y extrajo los órganos con sus manos.

La periodista Virginia Gonzales, del mencionado medio informativo, explicó que se espera la llegada de forenses, aunque todavía no se conoce si procederán de Trinidad o Riberalta que, por estar muy golpeadas por el coronavirus, tienen problemas para permitir la salida de médicos, aunque sea temporal. (La Razón)