//Crear sonido a partir del calor

Crear sonido a partir del calor

Unos científicos han sido pioneros en una nueva técnica para producir sonidos enteramente a partir del calor.

El equipo de investigadores del Centro de Investigación e Innovación en Metamateriales de la Universidad de Exeter utilizó unos dispositivos, conocidos como termófonos, para crear una matriz totalmente controlada a partir de una fina película metálica adherida a algunos cables metálicos.

Los resultados, publicados en la revista Science Advances, podrían allanar el camino para una nueva generación de tecnología del sonido, incluyendo los conocidos sistemas de cine en casa.

Tradicionalmente, se han utilizado matrices en una gran cantidad de aplicaciones cotidianas, incluyendo sistemas de ultrasonido y de sonido. Las matrices permiten que los sonidos de varias fuentes sean «dirigidos» en una cierta dirección, para obtener un mayor control y claridad del sonido producido.

Las matrices de los altavoces convencionales se basan en la producción de sonido a través del movimiento de algún objeto, como un cono de altavoz. El nuevo estudio, sin embargo, es pionero en la creación de conjuntos de altavoces que producen el sonido exclusivamente por medio del calor: los termófonos.

Aunque los termófonos han existido desde hace más de 100 años, hasta ahora han tenido una aplicación limitada en el mundo real. Sin embargo, tienen una serie de ventajas con respecto a sus homólogos mecánicos, entre ellas la ausencia de piezas móviles y la posibilidad de ser producidos en masa a partir de materiales baratos y sostenibles.

Crucialmente, pueden incluso hacerse transparentes y flexibles, lo que es deseable para la nueva ola de tecnologías flexibles que se están produciendo.

Para el estudio, los investigadores descubrieron que, cuando se combinan en una matriz, los termófonos son capaces de reproducir el mismo control sobre los campos sonoros que las matrices tradicionales.

Sin embargo, hacen mucho más que esto: al ser impulsados por corrientes eléctricas, el sonido que producen refleja el sutil movimiento de los portadores de corriente a medida que fluyen a través del dispositivo y, como resultado, crean un campo sonoro mucho más rico que las matrices tradicionales.

Los investigadores sugieren que el estudio abre una ruta para simplificar radicalmente el diseño de las matrices, mostrando que con la tecnología de los termófonos es posible crear una matriz totalmente controlada a partir de nada más que una fina película metálica unida a algunos cables metálicos.

David Tatnell, autor principal del estudio e investigador doctoral en el Centro EPSRC para la Formación Doctoral en Metamateriales dijo: «Usar el calor para producir sonido es un gran cambio ya que nos permite hacer matrices de altavoces más pequeñas que nunca antes. Esto, así como la capacidad de hacer que los altavoces sean flexibles y transparentes, tiene muchas aplicaciones potenciales interesantes, como los sistemas de retroalimentación háptica en los teléfonos inteligentes y otros artículos ponibles». (Fuente: NCYT Amazings)