//GPS y agricultura

GPS y agricultura

La navegación por satélite es una aplicación plenamente asentada en la sociedad, y se emplea en teléfonos móviles y vehículos, como los automóviles, con toda normalidad. Pero hay otros sectores que pueden beneficiarse grandemente de esta tecnología y que poco a poco la van introduciendo, como es el caso de la explotación agrícola. Los satélites GPS y sus equivalentes (Beidou, Galileo, GLONASS…) están encontrando su espacio en los campos.

En efecto, la agricultura está abrazando la tecnología GPS en diversas áreas. El guiado de un tractor es definitivamente una de ellas, porque ayuda a los agricultores a utilizar mejor sus recursos.

El guiado de un tractor por GPS permite a los agricultores ser más precisos cuando los utilizan para realizar tareas en el campo. Estas tareas incluyen la siembra, la pulverización de herbicidas y la aplicación de fertilizantes. Pero ¿cómo se convierte esta precisión en un ahorro para el agricultor?

Amanda Ashworth del Servicio de Investigación Agrícola del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y un equipo de investigadores trabajaron para averiguarlo. Sus resultados apuntan a beneficios para las pequeñas explotaciones agrícolas, muchas de las cuales no utilizan actualmente esta herramienta.

«Las tecnologías de agricultura de precisión mejoraron las eficiencias en las granjas hasta en un 20%, según nuestro trabajo», dijo Ashworth. «Hay mucho espacio aún para una mayor adopción de la tecnología en las granjas pequeñas. Esto posiblemente conduciría a ahorros económicos y ambientales».

Un agricultor en un tractor hace una serie de pasadas a lo largo de un campo para plantar semillas o rociar productos químicos. Pasar dos veces por el mismo sitio o realizar superposiciones parciales es ineficiente porque estamos ante una aplicación doble innecesaria. Además del solapamiento, los espacios del campo no cubiertos por las pasadas también resultan en algo malo. Es una oportunidad perdida para mejorar la producción de los cultivos.

Utilizar GPS para guiar el tractor ayuda a reducir estos solapamientos y huecos. También permite a los investigadores rastrear y registrar los movimientos del tractor. Los investigadores ayudaron a mejorar un cálculo ya existente para medir mejor estos solapamientos y huecos. En particular, ayudó cuando el tractor da la vuelta al final de una fila.

Los resultados del equipo sugieren que guiar el tractor reduce las superposiciones hasta un 6% y los espacios hasta un 16%. Los beneficios de los agricultores se obtienen con pequeños márgenes, por lo que una pequeña disminución en los costos de los fertilizantes, por ejemplo, puede ser muy beneficiosa. Además, el fertilizante que se escapa de un campo puede dañar las vías fluviales, por lo que ser capaz de aplicar la cantidad justa puede beneficiar al medio ambiente.

Si bien muchos grandes productores de cultivos utilizan el guiado de los tractores, estos solo constituyen alrededor de una quinta parte de las explotaciones agrícolas de los Estados Unidos. El resto son granjas pequeñas. Estas granjas más pequeñas suelen ser más lentas a la hora de aprender y adaptarse a estas nuevas tecnologías.

En conjunto, el aumento de la eficiencia con el guiado del tractor mediante GPS en las pequeñas granjas podría resultar en un ahorro de más de 10 millones de dólares para los productores estadounidenses.

Esta herramienta de precisión también tiene otros beneficios, como permitir que los conductores operen con poca luz para hacer más trabajo durante la noche.

«No todas las zonas agrícolas reciben información sobre tecnología al mismo ritmo, por lo que hay trabajo que hacer aquí«, explica Ashworth. «Los sistemas de granjas pequeñas tienen un alto potencial de adopción, lo que impactaría a un mayor número de granjas».

El nuevo método del equipo para calcular los beneficios de guiar el tractor con GPS puede utilizarse fácilmente en muchos campos pequeños para reunir más datos. Su esperanza es que pueda ayudar a más agricultores a conocer y adoptar la herramienta, ya que puede pagarse por sí misma, incluso en las pequeñas granjas.

Los próximos objetivos serán entender cómo la pendiente del campo y los objetos que se encuentran en el camino, como árboles o estanques, afectan al guiado del tractor.

«La agricultura está avanzando hacia el uso de más tecnología a la hora de tomar las decisiones de gestión de las granjas», dice Ashworth. «Queremos entender mejor las aplicaciones de la tecnología actual y lo bien que funcionan. Esto nos ayudará a tener una mejor idea de cómo mejorar, desarrollar e integrar diferentes componentes para mejorar la eficiencia de la producción». (Fuente: NCYT Amazings)