//Piñera acomete su quinto cambio de gabinete para superar la crisis política y económica

Piñera acomete su quinto cambio de gabinete para superar la crisis política y económica

El presidente chileno, Sebastián Piñera, realizó este martes su quinto cambio de gabinete ministerial en poco más de dos años y medio de mandato, en un intento por resolver una profunda crisis que ha afectado a su gobierno y a la alianza de partidos de derechas que le da sustento.

El jefe de gobierno hizo cambios en seis ministerios, con foco en su equipo político al remover al ministro del Interior, Gonzalo Blumel, del pequeño partido Evolución Política (Evopoli) y que duró en el cargo nueve meses, y colocar en su reemplazo al ahora exsenador Víctor Pérez Videla, de la conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI). También cambió al ministro de la Presidencia Claudio Alvarado, que solo estuvo en el gabinete dos meses, para reemplazarlo por Cristián Monckeberg, de Renovación Nacional (RN); y además incluyó al ahora ex diputado UDI Jaime Bellolio en la vocería del gobierno en reemplazo de Karla Rubilar, que asume el Ministerio de Desarrollo Social.

El Ministerio de Defensa fue asumido por el exparlamentario y presidente de RN, Mario Desbordes, mientras el también RN y senador Andrés Allamand llega a la Cancillería.

En total, Piñera llamó a su gabinete a cuatro parlamentarios, dos senadores y dos diputados, que representan las distintas facciones en pugna al interior de la alianza gobernante. La crisis estalló en octubre del año pasado con las gigantescas movilizaciones contra las alzas, y que en noviembre abrió paso a un acuerdo constitucional que incluye un plebiscito programado para el próximo 25 de octubre.

Crisis

Agudizada por la pandemia viral y la crisis económica, la pérdida de empleos y la caída de la producción, entre otros efectos, la demanda de la población por ayudas directas creció al punto que el Congreso votó hace una semana el retiro del diez por ciento de los ahorros previsionales de las administradoras de fondos de pensiones, que el gobierno rechazaba pero parte de sus bancadas parlamentarias entregó sus votos a la propuesta de la oposición, lo que hizo evidente la grieta en la coalición oficialista.

Piñera espera con este nuevo gabinete, según dijo, mejorar su gestión ante la pandemia, reactivar la economía, asegurar el orden público y generar las condiciones para que se realicen con normalidad las siete elecciones programadas hasta fines del año próximo, entre ellas el plebiscito constitucional dentro de once semanas. (ABC)