//Segunda salida extravehicular de los astronautas Behnken y Cassidy

Segunda salida extravehicular de los astronautas Behnken y Cassidy

Los astronautas de la NASA Robert Behnken y Chris Cassidy efectuaron el 1 de julio su segunda salida extravehicular (EVA), completando su tarea de sustitución de baterías en el exterior de la estación espacial internacional.

La que sería la EVA número 66 realizada desde el sector estadounidense se inició a las 11:08 UTC, cuando se despresurizó el módulo esclusa Quest. Los dos astronautas abrieron la escotilla de salida a las 11:12 UTC, e iniciaron su trabajo dirigiéndose hacia el segmento S6, donde pocos días antes habían reemplazado varias baterías antiguas por otras nuevas de mayor rendimiento y potencia.

En esta ocasión, se instaló la última batería de ión litio, y se retiró también la última de níquel-hidrógeno, además de instalarse una placa puente para cerrar el circuito. Todos los trabajos se realizaron en el sector 1B del segmento S6. La batería vieja se dejó almacenada en una plataforma exterior.

La siguiente EVA en el exterior de la estación espacial internacional se realizará en el sector 3B, de nuevo para sustituir sus baterías antiguas, así que los astronautas realizaron algunos trabajos preliminares en este sentido. Movieron algunos cables de un nuevo sistema de comunicaciones inalámbrico e intentaron, sin éxito, retirar un viejo elemento de sujeción de uno de los paneles solares. Este elemento ya no se usa y la NASA quiere eliminar estructuras inútiles para dar vía libre a una futura mejora en el sistema de producción de energía del complejo orbital. La tarea se dejó para una próxima ocasión.

Concluido el tiempo disponible, Behnken y Cassidy se dirigieron de nuevo al módulo Quest, y tras penetrar en él, cerraron su escotilla a las 17:11 UTC, represurizando el recinto tres minutos después. En total, la EVA, la octava realizada por ambos astronautas, tuvo una duración de 6 horas y 6 minutos.

Los trabajos de sustitución de baterías requerirán aún dos paseos espaciales más, que se llevarán a cabo durante este mes. La estación dispone de 8 canales de energía, y cada uno estaba equipado con seis baterías de níquel-hidrógeno. Su desgaste ha aconsejado su sustitución, pero para ello se necesitan solo la mitad de baterías de ión litio y puentes para los espacios libres dejados por las baterías que no se reemplazarán. El proceso de sustitución se está realizando paulatinamente y se inició en 2017. (Fuente: NCYT Amazings)