//UNODC urge a reactualizar el estudio del consumo de la coca y revisar la Ley que fue “inflada”

UNODC urge a reactualizar el estudio del consumo de la coca y revisar la Ley que fue “inflada”

El Representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en Bolivia, Thierry Rostan, sostuvo que se debe reactualizar el estudio del consumo de coca y revisar la Ley 906, puesto que considera que se ha “inflado” esa norma que permite 22 mil hectáreas de cultivos.

“Hay una necesidad urgente de revisar la Ley 906 de la Coca, que ha sido ‘inflada’ justamente en los años anteriores y que no corresponde a la realidad del consumo del país. Esto está muy claro”, dijo Rostan en entrevista con el programa La Mañana en Directo de ERBOL.

La Ley General de la Coca (906), vigente desde 2017, permite el cultivo de 22 mil hectáreas de coca en Bolivia, a pesar de que el estudio realizado para medir el consumo tradicional de la hoja señaló que se requería 14.700 hectáreas.

El representante de la UNODC indicó que se requiere un estudio científico actualizado para determinar el número de hectáreas que se requieren para el consumo tradicional, ancestral, medicinal de la hoja de coca, puesto que la actual cifra de 22 mil hectáreas es sobrevalorada.

Estimó que por lo mínimo un 40% de la superficie permitida corresponde a una coca excedentaria y no al consumo nacional, lo cual señaló que “es muy preocupante”. 

“Hay que reactualizar absolutamente este estudio. Estamos conversando justamente con las autoridades, con el Gobierno de Bolivia, con la Unión Europea para reactualizar de forma neutral, imparcial, independiente y con mucho rigor este estudio”, afirmó.

Además del nuevo estudio, sostuvo que se debe trabajar también con el mundo agrícola para desarrollar otras alternativas socioeconómicas, que no sea solamente el monocultivo de la coca; tener mejores controles en las fronteras; y que la cadena penal conduzca hasta una sentencia de los “peces gordos”.

Rostan hizo esas consideraciones a tiempo de referirse al Informe Monitoreo que presentó la UNODC, el cual señala que a 2019 se registran 25.500 hectáreas de coca, 10% más que en 2018.

El funcionario atribuyó el incremento de cultivos a factores como los conflictos de octubre y noviembre de 2019, la reducción en la racionalización de cultivos, además de la la “pérdida de relevancia” en el autocontrol de las organizaciones de productores de coca. Asimismo, alertó que desde los conflictos e incluso durante la pandemia se están adecuando lotes en varias regiones del país para el sembrado de coca.

Otros estudios

El funcionario señaló que, con el apoyo de la Unión Europea, se están realizando dos estudios muy importantes.

El primero, es el estudio de rendimiento de la hoja de coca por zonas de producción, que sería terminado en octubre o noviembre de este año.

El otro estudio es sobre el factor de conversión coca-cocaína, el cual se espera acabar antes de fin de año. (Erbol)