//Actos inmorales, antidemocráticos y violaciones a los derechos humanos pesan sobre Evo

Actos inmorales, antidemocráticos y violaciones a los derechos humanos pesan sobre Evo

Con las denuncias por delitos contra la moral cometidas por Evo Morales, violaciones de derechos humanos, fraude electoral del 20 de octubre de 2019 y las actitudes criminales de los afines del Movimiento al Socialismo (MAS) contra la población con la masacre del oxígeno mediante el bloqueo de 12 días en las carreteras del país, el partido azul está en su peor momento y sus representantes mantienen el silencio.

El diputado por Unidad Demócrata (UD) Gonzalo Barrientos repudió la masacre del oxígeno derivada de los bloqueos de caminos propiciados por sectores afines al Movimiento al Socialismo, en plena pandemia, acción criminal que causó la muerte de cuatro decenas de personas por falta de oxígeno medicinal, insumos médicos y agresiones al personal de salud.

Por otro lado, expresó que la gente está cansada del constante bloqueo de la Asamblea Legislativa a las iniciativas del Ejecutivo y la no aprobación de leyes que van en beneficio de la población como los bonos y normas que buscan impulsar la reactivación económica del país.

Adelantó también que la respuesta del pueblo boliviano en los comicios de octubre reflejará el cansancio de la población ante la suma de actos de corrupción, inmorales, antiéticos y además antidemocráticos llevados adelante por militantes, dirigentes, autoridades y por el mismo expresidente a lo largo de los 14 años de gobierno del Movimiento al Socialismo.

VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS

El informe reciente de Amnistía Internacional se convierte en un antecedente ante la comunidad internacional sobre el accionar del expresidente Evo Morales, quien aseguró ser víctima en los conflictos de 2019, luego de las elecciones presidenciales. El viceministro de Justicia y Derechos Fundamentales, Huberth Vargas, manifestó que este documento deja en evidencia el verdadero carácter de las acciones del MAS en contra de la población boliviana.

“A la comunidad internacional se le está poniendo en antecedente de que el mayor violador de derechos humanos no solo en el período postelectoral, sino durante 14 años, es el gobierno de Evo Morales” señaló Vargas.

Asimismo, dijo que el informe hizo referencia a que durante la crisis postelectoral, sectores simpatizantes del Movimiento al Socialismo y grupos armados intentaron generar un ambiente de conflicto en el país mediante cerco a ciudades para evitar el abastecimiento de productos de primera necesidad. Todo dirigido por altos mandos del partido azul y del propio Evo Morales que ordenaba a sus dirigentes desde el exterior del país. (El Diario)