//Avance clave para tratar el glaucoma con la trabeculoplastia láser selectiva

Avance clave para tratar el glaucoma con la trabeculoplastia láser selectiva

Más de 70 millones de personas en el mundo sufren de glaucoma, una dolencia que causa una acumulación de líquido y presión dentro del ojo y que puede llevar finalmente a la ceguera. Las opciones de tratamiento han incluido tradicionalmente gotas oculares para reducir el líquido que produce el ojo o cirugía para desatascar el drenaje del ojo. La trabeculoplastia láser selectiva es un tratamiento esencialmente no invasivo que alivia la presión mediante el uso de un láser para alterar el tejido ocular, lo que resulta en un mejor drenaje de líquido. Pero no ha estado claro su nivel de utilidad dependiendo del tipo de paciente.

Un nuevo estudio, realizado por el equipo de la doctora Jella An, de la Universidad de Misuri en la ciudad estadounidense de Columbia, aporta ahora datos nuevos y reveladores, gracias a los cuales los pacientes podrán beneficiarse más de la trabeculoplastia láser selectiva.

An señala que ha existido una falta notable de evidencias sobre cuán bien funciona la trabeculoplastia láser selectiva, qué nivel de seguridad tiene y quiénes son los candidatos ideales para someterse a esta intervención. «Debido a que se conoce tan poco sobre la trabeculoplastia láser selectiva, hay mucha aprensión entre los especialistas sobre su uso como tratamiento de primera línea para el glaucoma. Los resultados de nuestra investigación me han ayudado a redefinir el paciente ideal para este procedimiento».

El equipo de investigación de An revisó 252 procedimientos de trabeculoplastia láser selectiva en 198 pacientes adultos con glaucoma de ángulo abierto para determinar qué porcentaje de estas intervenciones lograron una reducción del 20% o más de la presión intraocular. Dos meses después de la intervención, el 33,6% de los pacientes cumplieron los criterios de éxito. A los seis meses, el 38,5% alcanzó el umbral. Los investigadores descubrieron que los pacientes con una presión intraocular inicial más alta tenían mayores reducciones en la presión.

«Descubrimos una mejora significativa en los pacientes con casos más graves, lo que me convenció de que los pacientes con la presión más alta se beneficiarán más de esta terapia láser», explica An.

La edad, el tipo y la gravedad del glaucoma no predijeron significativamente un resultado exitoso. Además, menos del 5% de los pacientes estudiados experimentaron un pico de presión intraocular después del procedimiento, el efecto adverso más común.

An destaca que los resultados de este estudio han facilitado mucho su evaluación para determinar cuándo la trabeculoplastia láser selectiva es más aconsejable como terapia primaria. Explica que, antes de esta investigación, a muchos de los pacientes que ahora considera adecuados para la trabeculoplastia láser selectiva, les habría prescrito múltiples medicamentos, creando la posibilidad de efectos secundarios y mala adherencia, algo que puede llevar a la progresión de la enfermedad. (Fuente: NCYT de Amazings)