//Educación en caos total, denuncias por abuso, colegios en crisis y alumnos desorientados

Educación en caos total, denuncias por abuso, colegios en crisis y alumnos desorientados

Tras la clausura del año escolar -disposición que  fue anulada ayer por un dictamen del Tribunal Departamental de Justicia que el Gobierno apelará-, la continuidad de la  educación de  niños y adolescentes del país  está a la deriva. Los padres denuncian  abusos en los contratos para los cursos complementarios, mientras que los  colegios particulares  atraviesan su peor crisis. 

“Es preocupante. Los empresarios de la educación  usan  desinformación y  amenazas para  obligar a  los padres a firmar contratos para cursos hasta diciembre, incluso con título ejecutivo civil que implica el pago de  deuda con sus bienes”, reclamó  Israel Quino, presidente de   la Asociación Nacional de Padres y Madres de Familia de Colegios Particulares.

“Se debe ver dos puntos: el valor de la educación y el precio. Pensar más allá de la inmediatez sino en la formación de los jóvenes y niños”, indicó   Adriana Lanza, educadora y coordinadora  de un establecimiento particular.

Desde la Asociación Nacional de Colegios Particulares (Andecop) y el Ministerio de Educación se explicó que estos cursos de reforzamiento son voluntarios y no condicionan la entrega de libretas o títulos de  bachiller ni  cupos. 
 
Página Siete accedió a cinco contratos y circulares  que  diferentes colegios de La Paz usaron para la inscripción en los cursos complementarios. En ellos hay cláusulas que los padres califican como excesivas.

“Es un abuso”, señaló un padre de familia ante el “documento privado”  para inscribir a su hijo en los cursos. En el acápite respectivo al pago   señala que de haber mora el colegio podrá realizar un “cobro judicial”, sin necesidad de requerimiento, vía ejecutiva. Además, el documento pide la autorización  para que el establecimiento acceda a información financiera, judicial y comercial de los padres de los estudiantes en un buró supervisado por la ASFI.
   
   “Dicen que es voluntario pero  prácticamente nos obligan a tomar estos cursos”, afirmó otro padre. Mostró un documento en el que un colegio asegura la  continuidad de clases para los alumnos  que pagaron las cuotas de todo el año y  pone condiciones para los que acaten  la clausura oficial.   

“En la próxima gestión estos estudiantes deberán volver al establecimiento con las mismas capacidades cognitivas que los estudiantes que darán continuidad a su formación”, dice la circular.

Pese a la advertencia, el documento no incluye los contenidos que se brindarán en estos cursos voluntarios. Tampoco explica cómo  se evaluará el nivel de los alumnos que no los tomen.

Otro establecimiento advierte en un comunicado   que los cupos de los estudiantes que no se inscriban en estos cursos   quedan en custodia del colegio. Además,  “apela a que quienes no estén de acuerdo con la gestión educativa” por “coherencia” busquen otro colegio.  Esta unidad educativa  sí presentó un programa de  contenidos y avance. 

“Hemos pedido reunirnos con la dirección pero no nos responden y toda información llega sólo por los regentes”,  explicó una mamá. El colegio de sus hijos  comunicó que  ante la clausura del año escolar  desconoce  toda dirigencia de los padres de familia.

En este caso, la habilitación de los cursos complementarios se condicionó a la cantidad de estudiantes. El costo fue rebajado porque apenas el 35% de los alumnos  se inscribieron y requieren  un 50%. De lo contrario, estos cursos también serán cerrados.