//Diferencias internas en el MAS, podrían dificultar el retorno de Evo al País

Diferencias internas en el MAS, podrían dificultar el retorno de Evo al País

Altos dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) no se ponen  de acuerdo con el retorno del expresidente Evo Morales, quien  está  asilado en Argentina. Mientras unos postulan por su retorno inmediato, otros consideran que debe esperar un tiempo antes de pisar suelo boliviano. Pero, el exdignatario ya expresó su intención de regresar al país.

A finales de septiembre, el propio Morales se aventuró a decir que ganarían en primera vuelta, pero -en esa oportunidad- dijo que  conseguirían  un 40%, colocando a  su principal contrincante, Carlos Mesa, con un 26%. “Ganamos las elecciones, al día siguiente estoy entrando por Yacuiba, retornando a Bolivia”, dijo en esa ocasión. 

Pero  el lunes, Morales no cruzó la frontera tal como lo anunció. La presidenta del Senado, Eva Copa, dijo que el expresidente aún debe esperar. “No creemos que sea el momento adecuado, él tiene todavía temas que solucionar”, dijo.

El  vocero del MAS, Sebastián Michel, coincidió en asegurar que aún  no es propicio el regreso de Morales. “En este momento él no puede retornar, no tiene las garantías fundamentales, no tiene un debido proceso, no es conveniente que venga. Una vez que se restablezcan las garantías, él podrá venir acá libremente”, dijo.

Michel se refirió a los actuales procesos penales que fueron abiertos contra Morales  en  el gobierno de transición por los delitos de sedición, terrorismo, financiamiento e incitación pública a delinquir, entre otros.  Dijo que a partir de ahora es una decisión personal de Morales volver  al país. “Todos los bolivianos tienen derecho a transitar libremente”, sostuvo.

En cambio, el dirigente cocalero  Leonardo Loza  dijo que Morales tiene todo el derecho de retornar a  Bolivia. “Por supuesto que sí (puede regresar). Él es boliviano como cualquiera de nosotros. Tiene todo el derecho de retornar a nuestro país. Para preservar su vida y por la dictadura, nuestro presidente estuvo fuera, seguramente coordinaremos para que nuestro presidente pueda retornar al país”, explicó.

 “No cometió ningún delito, en vano la derecha se asusta de Evo Morales. Él es más humano que la misma derecha y estoy seguro que cuando vuelva no encarcelará, ni maltratará  a nadie. Trabajará como cualquier otro boliviano para el país”, aseguró y  se aventuró a afirmar que Morales se dedicará a “formar” nuevos liderazgos.

El vicepresidente electo, David Choquehuanca, sugirió que Morales será “bienvenido”.  Consultado en  Fides sobre el posible retorno de Morales, el excanciller dijo: “Todas aquellas personas que apuestan a una Bolivia digna, a una Bolivia que crezca, todas las personas que buscan el bienestar del pueblo boliviano son bienvenidos, todos tenemos oportunidad de reflexionar, de recapacitar y de aprender de los errores”.

En cambio, el expresidente quiere  regresar al país y reiteró esta determinación ayer en una conferencia de prensa  en Argentina. “Tarde o temprano vamos a volver a Bolivia. Eso no es un debate. Es cuestión de tiempo. Mi gran deseo es volver a Bolivia, donde nací como dirigente sindical y de ahí llegué a ser presidente del Estado Plurinacional”, precisó. Calificó de “guerra sucia” los procesos que fueron abiertos en su contra en Bolivia. “Soportamos y aguantamos tanta provocación. Ellos ya sabían que íbamos a ganar con más del 50%, yo también sabía”, dijo.