//Movilidad eléctrica, cero emisiones al circular

Movilidad eléctrica, cero emisiones al circular

Las continuas restricciones a los vehículos de combustión, especialmente en las grandes ciudades, están poniendo en jaque a los motores gasolina y diesel, en favor de tecnologías más limpias con las que ayudar a cuidar el medio ambiente. Es aquí donde aparecen vehículos como los híbridos convencionales, híbridos enchufables y, sobre todo, los vehículos eléctricos que, sin duda, pueden suponer un gran alivio para el aumento continuo de gases contaminantes que se liberan cada año en el mundo.

Dado que vamos encaminados, irremediablemente, hacia un futuro eléctrico, es recomendable conocer de antemano cómo proceder a la hora de recargar un EV, pues es en el ‘repostaje’ en lo que más se diferencian con respecto a un vehículo con un motor convencional. Así pues, te explicaremos detalladamente cómo recargar tu coche eléctrico.

¿Qué se necesita para recargar un vehículo eléctrico?

Principalmente necesitas dos cosas. En primer lugar una estación de carga donde poder dejar tu automóvil recargando, ya sea pública o privada. Deberás tener cuidado si planeas llevar a cabo un viaje largo con tu coche eléctrico, ya que, debido a su autonomía limitada y a una red de cargadores aún muy escasa, si no estudias bien la ruta podrías quedarte tirado en medio del camino. A la hora de recargar el coche en tu propia casa, podrás valerte de un enchufe convencional o bien instalar un cargador privado, con el fin de reducir los tiempos de espera.

En segundo lugar necesitarás el cable cargador, el cual viene de serie una vez adquieres tu vehículo eléctrico. Tan solo tendrás que conectar dicho cable a tu vehículo, abriendo una tapa a modo de depósito que este posee, y conectar el otro extremo a la toma de corriente de tu propia casa o del cargador privado, en caso de que hayas decidido instalarlo.

¿Puedo reservar una estación de carga?

A pesar de que las redes de recarga de vehículos eléctricos no están muy extendidas en el país, sí que existen ciertos operadores que permiten, mediante una reserva previa, reservar una estación de carga para el día y la hora a la que se vaya a hacer uso de esta por tu vehículo. No obstante, y en caso de que esto no fuese posible, no debes desesperarte pues, aunque las redes de recarga son limitadas, los vehículos eléctricos también, por lo que deberías tener muy mala suerte para no tener un cargador disponible allá donde lo necesites.

¿Cuánto tiempo es necesario para recargar por completo el coche?

No existe un tiempo determinado de carga, pues dependerá del tamaño y capacidad de recarga de la batería del propio vehículo, así como de la potencia de carga de la fuente que hayas elegido para la recarga y el nivel de batería que presente tu coche en el momento de llevarla a cabo. En general, un vehículo eléctrico necesita de entre 8 y 14 horas para cargar la batería por completo en un enchufe convencional, pudiendo reducir ese tiempo en una estación de carga rápida, donde podrás tener la batería del coche al 100 % en poco más de hora y media. Además, si tienes prisa, en estas mismas estaciones podrías llegar a cargar el 80 % de tu batería en poco más de media hora.

Si estás pensando en adquirir un vehículo eléctrico, ya sabes cómo debes proceder a la hora de llevar a cabo su recarga. Tan solo necesitarás del propio cable de recarga y de un cargador, ya sea público o privado, para poder circular con él sin contaminar absolutamente nada. No obstante, recuerda siempre planificar tus rutas con antelación, ya que, debido a su escasa autonomía y limitados puntos de recarga, podrías estar en un aprieto si necesitas recorrer muchos kilómetros.