//Descubiertos docenas de campamentos romanos en la Península Ibérica

Descubiertos docenas de campamentos romanos en la Península Ibérica

El descubrimiento de docenas de nuevos emplazamientos del ejército romano gracias a tecnología de teledetección ha revelado nuevos detalles sobre uno de los conflictos más conocidos del imperio.

El análisis de los 66 campamentos muestra que el ejército romano tuvo una mayor presencia en la región de lo que se pensaba durante la batalla de 200 años por conquistar la Península Ibérica.

El descubrimiento de campamentos de diferentes tamaños -utilizados para el adiestramiento y para refugiarse- ha permitido a los expertos cartografiar cómo los soldados atacaban a los grupos indígenas desde diferentes direcciones y conocer más sobre la huella de la presencia militar romana en la franja norte de la cuenca del río Duero -las provincias de León, Palencia, Burgos y Cantabria-.

Los expertos analizaron fotografías aéreas e imágenes de satélite, crearon modelos tridimensionales del terreno a partir de datos LiDAR y utilizaron aviones teledirigidos para crear mapas detallados de los sitios. Esto incluyó recursos del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y geoportales como Google Earth o Bing Maps. La localización de los lugares permitió que se llevara a cabo el trabajo de campo.

Estas ocupaciones temporales solían dejar huellas frágiles y sutiles en la superficie. Las zanjas o las murallas de tierra y piedra que protegen estas fortificaciones han sido rellenadas y aplanadas. La combinación de diferentes imágenes de teledetección y el trabajo de campo muestra la forma del perímetro de los campos militares romanos temporales, a menudo nada más allá de un rectángulo como una carta de juego.

Estos nuevos emplazamientos están situados en las estribaciones de la Cordillera Cantábrica, donde se centró el conflicto entre romanos y nativos a finales del siglo I a.C. Esto sugiere que los soldados cruzaron entre las tierras bajas y las altas, usando las crestas de las montañas para mantenerse fuera de alcance y darse más protección.

El hecho de que hubiera tantos campamentos del ejército en la región muestra el inmenso apoyo logístico que permitió a los soldados conquistar la zona. Los sitios se utilizaban para ayudar al movimiento a lugares remotos y para ayudar a los soldados a permanecer en la zona durante los fríos meses de invierno. Algunos de los campamentos pueden haber albergado a los soldados durante semanas o meses, o solo para pasar la noche.

El objetivo de la ocupación era expandir el imperio y poder explotar los recursos naturales como el estaño y el oro. (Fuente: NCYT Amazings)