//La historia de la trágica muerte de Selena

La historia de la trágica muerte de Selena

El estreno de la serie de Netflix ha removido recuerdos de “la reina del tex-mex”. Por eso, hoy te hablamos sobre la historia de la trágica muerte de Selena.

Era el año 1995, en ese entonces Selena Quintanilla ya era un ícono musical seguido por miles de personas, a sus 23 años. Un año antes recibió el Grammy a Mejor álbum México-americano por «Selena Live» y su carrera parecía no tener límites.

Sin embargo, el 31 de marzo de 1995, su amiga y directora de su club de fans, Yolanda Saldivar, le llamó pidiendo que acudiera al motel Days Inn en Corpus Christi, Texas, pues había sido abusada sexualmente en México y requería asistencia médica.

Fue ese mismo día que tras una serie de hechos, Saldivar asesinó a la cantante con un balazo en la espalda.

Según el fiscal del caso, Carlos Valdez, Selena Quintanilla y Yolanda Saldívar no sólo tenían una relación laboral, sino también amistosa. En la escena del crimen fue hallado un anillo de oro que Yolanda le había regalado a Selena como un símbolo de amistad.

Antes de trabajar con la cantante, Yolanda Saldivar trabajaba como enfermera en varios hospitales. Pero se le acusó de no pagar un préstamo estudiantil y de robar dinero. Para alejarse de ese ambiente se acercó a la música.

Llegó a Selena y le ofreció crear y dirigir su club de fans. La texana aceptó y Saldivar le ayudó a tener un mayor alcance musical en Texas y varias partes de Estados Unidos. Y en menos de cuatro años, su club de fans ya tenía más de 5 mil personas.

Fue así como se ganó la confianza de la cantante y de su familia. Y tiempo después, también fue nombrada gerente de dos tiendas de ropa de Selena.

Selena acudió a la llamada de auxilio de Saldivar y la llevó a un hospital regional, donde los doctores negaron que hubiera sido violada. De regreso al motel, ambas discutieron sobre la supuesta mentira de Saldivar.

En la habitación del motel, Selena le reclamó sobre los estados financieros de las tiendas de ropa que administraba y le dijo que sospechaba que le estuviera robando.

Yolanda le dijo a Selena que su padre, Abraham Quintanilla, Jr., quería ponerla en su contra. «Me dijo que su papá le había dicho que yo era una lesbiana. Me enojé y le dije que ya no quería trabajar para ella», dijo Saldívar a su abogado Douglas Tinker al ser detenida.

Al oír esto, Selena quiso irse de la recámara y se dirigió a la puerta. «Tomé el revólver de mi cartera y Selena empezó a caminar hacia la puerta que estaba abierta. Le disparé mientras caminaba hacia la puerta», confesó Saldivar.

A pesar del disparo, Selena corrió para pedir ayuda, pero finalmente cayó en el piso del vestíbulo principal, donde un paramédico la encontró en posición fetal, llena de sangre del cuello a las rodillas. La cantante falleció en el hospital.

Según la autopsia, la bala traspasó su hombro derecho y salió por su pecho. En ese transcurso, la bala cortó una arteria principal y quebró el lóbulo pulmonar derecho de Selena, lo que le causó hemorragias internas y externas.

En sus declaraciones, Saldivar afirmó que había intentado renunciar pero que eso no sucedió en un ambiente hostil.

Dijo que había citado a Selena para decirle que tenía miedo que su padre, Abraham Quintanilla, Jr., atentara contra su vida, y aseguró, que incluso Selena respaldaba su teoría, y fue por ello que compró el revólver con el que le disparó a la intérprete de “Como la flor”, pero afirmó que esto fue un accidente.

Luego de investigaciones, Yolanda Saldivar fue declarada culpable de homicidio en primer grado y condenada a cadena perpetua. Sin embargo, será elegible para libertad condicional el 1 de abril de 2025. (msn)