//Nuevo diferimiento de deudas genera desacuerdo

Nuevo diferimiento de deudas genera desacuerdo

Luego de la emisión del Decreto Supremo 4409 por parte del Gobierno, la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) expresó ayer su desacuerdo con la norma que modifica la reglamentación respecto a los intereses devengados sobre el capital diferido, ya que la misma norma prohíbe el cobro de interés adicional, es decir del período del diferimiento y ordena negociar con sus clientes el refinanciamiento de créditos.

Asimismo, sostiene que la mencionada medida vulnera lo establecido por la normativa legal sobre las relaciones y obligaciones contractuales entre privados, la seguridad jurídica y contraviene la Constitución Política del Estado, al obligar su aplicación retroactiva.

Los bancos afiliados a la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), desde el inicio de la emergencia sanitaria en Bolivia, apoyaron a las familias y empresas, con el diferimiento de las cuotas de los créditos, cumpliendo con la aplicación de la ley y sus decretos reglamentarios, tal y como fueron aprobados, sostiene un comunicado de la entidad.

Por otro lado, el sector reafirma su compromiso con la reactivación económica del país, precautelando el bienestar de los ahorristas, e insta al Gobierno y a las entidades reguladoras y monetarias a sumar esfuerzos para fortalecer la cultura de pagos y preservar la solvencia del sistema bancario.

Además, para efectuar dichos cambios, el Órgano Ejecutivo emitió en las últimas horas el Decreto Supremo 4409, que prohíbe el cobro de intereses extraordinarios o adicionales por las cuotas diferidas.