//Putin anuncia la vacunación masiva el día que Rusia bate récord de muertos

Putin anuncia la vacunación masiva el día que Rusia bate récord de muertos

El primer país europeo por número de infectados de la Covid-19, Rusia, comenzará las vacunaciones a gran escala la próxima semana. Así lo anunció ayer el presidente ruso, Vladímir Putin, quien explicó que los primeros en recibir la vacuna serán médicos y maestros. La medida se produce en el peor momento de la epidemia en Rusia. Ayer se batió el récord de fallecidos por coronavirus en un solo día, con 589.

El jefe del Kremlin anunció también en una videoconferencia que Rusia ya ha producido unos dos millones de dosis. “Esto nos da la oportunidad de iniciar la vacu­nación a gran escala”, explicó el presidente Putin. Empezará con médicos y profesores de primaria porque, dijo, son “los dos primeros grupos de riesgo”.

La viceprimera ministra, Tatiana Gólikova, señaló, por su parte, que no se obligará a nadie a vacunarse. “Quiero enfatizar que esto se hará de forma voluntaria. La vacuna será gratuita”, añadió.

Para la vacunación masiva de la población, Rusia está preparando dos vacunas: Spútnik V, del Centro Gameléi, y EpiVacCorona, del laboratorio de Nobosibirsk Véktor. Una tercera, que desarrolla el Centro Chumakov, está preparando el inicio de la tercera fase de sus ensayos clínicos. La segunda oleada de la pandemia está afectando más a las regiones que a Moscú, considerado epicentro de la pandemia en el país. La capital rusa es la región más poblada, con 12,5 millones de habitantes, y es la que registra mayor número de infectados y fallecidos. Sin embargo, es también la que tiene un sistema de salud más robusto.

En el conjunto de Rusia, ayer se registraron 25.345 nuevos infectados en un solo día, elevando la cifra total a 2.347.401. Es el cuarto país con más casos de coronavirus del mundo, por detrás de Estados Unidos, India y Brasil. En cuanto a víctimas mortales, 41.053 hasta ayer, es el décimo, por detrás de España.

A pesar del avance de la enfermedad, las autoridades han evitado aplicar un confinamiento general como el de la primavera pasada. Y solo una región, la República de Buriatia, en Siberia, ha recurrido a esta medida. En general se ha apostado por restricciones parciales, que corresponde aplicar a cada región. La más socorrida ha sido enviar a alumnos de secundaria y universitarios a estudiar desde casa. En Moscú se ha pedido a las empresas que apliquen el teletrabajo en el 30 % de sus plantillas. La capital se ha quedado también sin grandes celebraciones y conciertos de Año Nuevo, y hasta el 15 de enero los bares y restaurantes no pueden abrir después de las once de la noche. (La Vanguardia)