//Vacunación irregular sacude a gobiernos sudamericanos

Vacunación irregular sacude a gobiernos sudamericanos

Los privilegios a la hora de la vacunación son una forma de desigualdad y, en Sudamérica los casos más sonados son el de Perú, con el ya famoso caso del Vacunagate, y el de Argentina, que supuso un fuerte golpe al gobierno de Alberto Fernández. En Chile también se produjeron hechos irregulares, aunque no afectan aún al gobierno de Sebastián Piñera.

El presidente argentino exigió la renuncia de su ministro de Salud, Ginés González García, en medio de la polémica que suscitó el periodista oficialista Horacio Verbitsky, de 79 años.

Verbitsky, muy cercano a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, fue vacunado contra el Covid-19 después de pedírselo al titular de la cartera sanitaria, sin respetar el protocolo.

Tras conocerse este caso, a través de la prensa trascendieron otros más, entre ellos de políticos, sindicalistas y empresarios que fueron vacunados sin respetar el protocolo que se sigue para la población en general.

Esto se da en un contexto en el que el país está vacunando a la población a una velocidad menor a la prevista inicialmente.

En Perú, 487 personas fueron vacunadas de forma irregular, entre ellas, el popular ex presidente Martín Vizcarra, antes del inicio del proceso de inmunización iniciado el 9 de febrero, que por ahora incluye solo al personal sanitario.

El escándalo se extendió al actual gobierno transitorio de Francisco Sagasti y condujo a las renuncias de dos ministras, la titular de Salud, Pilar Mazzetti, y la canciller Elizabeth Astete, sustituida por Wagner el lunes.

Ahora, la Embajada de China en Perú es también centro de las miradas del Vacunagate, tras confirmarse que la misión diplomática china recibió más de un tercio del exclusivo lote de dosis que desató la tormenta política.

En Chile, país que lidera la vacunación en Sudamérica, también se dieron vacunaciones irregulares, según informó el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS). Cerca de 37.000 personas habrían recibido dosis fuera del programa establecido, entre ellas, políticos, funcionarios públicos y personajes de la farándula, según informaciones publicadas por France24. Este escándalo, no obstante, sigue sin afectar la imagen del presidente Piñera, cuya aprobación subió al 24%, una cifra que no alcanzaba desde el pasado octubre.(UH.com)