//El fuego no cesa en San Matías y Roboré; los bomberos y voluntarios requieren ayuda

El fuego no cesa en San Matías y Roboré; los bomberos y voluntarios requieren ayuda

Desde hace 10 días el fuego no cesa en los municipios de San Matías y Roboré del departamento de Santa Cruz y la amenaza a comunidades habitadas continúa latente. Los bomberos y voluntarios que combaten el incendio forestal requieren ayuda para continuar con las labores.

En San Matías, de acuerdo a las autoridades, el fuego ha consumido más de 100.000 hectáreas y ha afectado al Área Natural de Manejo Integrado (ANMI) San Matías.

En Roboré, las llamas avanzan por la serranía del valle de Tucabaca mientras se coordina el trabajo de la maquinaria pesada. Las comunidades de El Naranjo y Candelaria son las más amenazadas por el fuego descontrolado.

El responsable del movimiento Valle de Tucabaca, Eder Santibáñez, afirmó que pese a los protocolos que se realizan el incendio no cesa y consideró que el Gobierno debe evaluar un apoyo aéreo para contener el fuego.

“Todos los recursos y protocolos aplicados no han sido suficientes para prevenir y aplacar los incendios que están devorando cada día más hectáreas de bosques. A nivel de autoridades se requiere la predisposición para contener el fuego, en la valle de Tucabaca no ingresan las movilidades y es necesario un apoyo aéreo”, afirmó.

Santibáñez dijo que los bomberos y voluntarios que trabajan en la región para combatir el fuego necesitan ayuda para continuar con la labor de auxilio. Relató que uno de los socorristas se quedó sin zapatos debido a la intensidad del fuego.

Señaló que en San Matías y Roboré hay tres grupos de bomberos y voluntarios, que además son expertos en incendios forestales y se capacitaron para contrarrestar el fuego.

“Estamos haciendo un centro de acopio para apoyar a los bomberos. Se necesita mucha ayuda como víveres, insumos para contrarrestar la contaminación y respiradores porque los bomberos están permanentemente expuestos al fuego y afecta a sus pulmones”, añadió.

Agregó que también se requiere ropa, medicinas, raciones secas y agua.

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, informó este lunes que los incendios forestales en Santa Cruz consumieron hasta la fecha 121.020 hectáreas de pastizales y que los trabajos de sofocación están enfocados para que no ingresen a lugares boscosos y densos. (ANF)