//Advierten contaminación petrolera en río amazónico tras rotura de oleoducto

Advierten contaminación petrolera en río amazónico tras rotura de oleoducto

Indígenas y activistas ecológicos de la Amazonía de Ecuador advirtieron este sábado de la llegada de trazas de contaminación petrolera a las riberas del río Coca, tras la rotura que sufrió el viernes el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) en un sector montañoso afectado por erosión del suelo.

El abogado Pablo Fajardo, que defendió a comunidades indígenas afectadas por la petrolera estadounidense Texaco (ahora Chevron), aseguró que habitantes de la comunidad de Panduyacu han constatado trazas de contaminación en el río Coca.

«Hay videos de la comuna Panduyacu, que se encuentra en las riberas del río Coca y que es una de las más cercanas» al sitio de la avería del oleoducto, que muestran la presencia de manchas de petróleo en dicho afluente, aseguró Fajardo.

El abogado también dijo que debería haber una investigación sobre lo sucedido, pues aseguró que no ha quedado absolutamente claro el argumento de que el desprendimiento de una roca generó la rotura del oleoducto.

«Hay personas que indican que había maquinaria de la empresa trabajando en la zona», agregó el abogado que criticó a la petrolera privada OCP y a la estatal Petroecuador, por los recurrentes eventos de contaminación en la región amazónica.

«Estamos exigiendo que actúe la Fiscalía, porque hay un delito contra el agua» y la Constitución del país garantiza los derechos de la naturaleza, recordó el letrado al justificar las acciones legales con el objetivo de «obligar a la empresa (OCP) a que repare el daño de manera integral».

Asimismo reclamó al Estado un mayor compromiso para proteger a las comunidades y al medioambiente, ya que en muchos casos ha actuado en favor de las empresas privadas.

La empresa privada Oleoductos de Crudos Pesados (OCP) confirmó la avería en su tubería en el sector del río Piedra Fina, en la zona de San Luis, donde se ha registrado un proceso de erosión regresiva natural y un socavón de tierra.

La empresa OCP afirmó el viernes que el vertido ya había sido controlado y que el sitio de la rotura del OCP no se encontraba directamente expuesto a los ríos de la zona.

De su lado, la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia informó que el ministro de Energía, Juan Carlos Bermeo, encabezará un comité de crisis para vigilar y dar seguimiento y control a las acciones de contención y respuesta ante el percance.

Aclaró que el percance no ha alterado las operaciones para la exportación del crudo nacional a los mercados internacionales.

Precisó que el estatal Sistema de Oleoducto Transecuatroiano (Sote) y un poliducto para el transporte de derivados, que también cruzan por la zona, no han sufrido alteraciones y operan con normalidad.

El Ministerio del Ambiente ha emprendido una investigación y ha dispuesto de manera urgente la gestión de las actividades de contingencia, limpieza y remediación de la zona afectada.

«Con relación al derrame de crudo en el sector San Luis, Piedra Fina, nuestro personal técnico se encuentra en el sitio desde que ocurrió el incidente, verificando que se desarrollen adecuadamente las actividades de limpieza y remediación del área», indicó la cartera de Ambiente en un mensaje en redes sociales.

Con una producción diaria de unos 530.000 barriles, Ecuador tiene en la exportación petrolera a una de sus principales fuentes de ingreso de divisas y de financiación de su presupuesto estatal. (UH.com)