//La Academia paceña fue de paseo al valle y de paso goleó

La Academia paceña fue de paseo al valle y de paso goleó

Sin problemas y con autoridad, Bolívar ganó anoche a FC Universitario de Vinto (4-0) y se confirmó como uno de los serios aspirantes a ganar la serie, además de líder solitario. Salvo algunos minutos en el segundo tiempo, que supo controlar, los celestes tuvieron el control del partido que tuvo dos golazos, uno de Granell y otro de Huayhuata que le dieron un toque diferente a la jornada nocturna en el estadio Félix Capriles.

De entrada y a los 8 minutos de juego, Miranda anotó el primer gol del partido, al aprovechar un rebote del golero Olivares para empalmar de primera al arco del equipo valluno. A los 14 minutos, el mismo Miranda empalmó también de primera un centro del “Patito” Rodríguez para imponer el buen juego celeste. Si bien los locales buscaron el control del partido, en base a la exoeriencia de Veizaga y Huahyuata, sin embargo, Bolívar lució contundente. A los 38 minutos, el español Granell mostró su tremenda pegada, al rematar un rebote y anidar el balón al fondo de las redes. Golazo. Tras el tanto, los últimos minutos de esta etapa fueron favorables a los celestes, que controlaron el partido sin mayores problemas.

En el segundo tiempo, las acciones del partido tuvieron otro matiz, porque los celestes cedieron la iniciativa al cuadro local que se fue con todo en busca del tanto del descuento. Javier Rojas respondió con acierto cuando fue requerido. A los 66 minutos, otra vaselina de Huayhuata, que con un certero remate de tiro libre, logró descontar el marcador. Fueron los mejores momentos del cuadro que dirigió desde el borde del campo de juego Marcelo Claros.

La actitud fue diferente del cuadro valluno, sin embargo, los celestes no se desesperaron y buscaron el momento oportuno para volver a anotar. Es así que a ocho minutos del final, a los 82 minutos, un contragolpe letal de Lucas Chávez, le permitió a éste anotar el cuarto que sería clave para frenar el impetu de los visitantes. Chávez definió con un potente remate. Con la U de Vinto entregada y desanimado para seguir adelante, Bolívar se dio modos para lograr la supremacía y conseguir tres puntos de oro que lo confirman en el liderato.