//Comité pro Santa Cruz y la Gobernación rechazan la postergación del censo para el 2024

Comité pro Santa Cruz y la Gobernación rechazan la postergación del censo para el 2024

El Comité pro Santa Cruz y el Gobierno Autónomo Departamental cruceño rechazaron por separado la decisión del Consejo Nacional de Autonomías de postergar la realización del Censo de Población y Vivienda para el 2024. Se ha convocado al Comité Interinstitucional para este miércoles.

“El Directorio del Comité pro Santa Cruz rechaza de manera vehemente la desacertada determinación del Consejo Nacional de Autonomías y del Gobierno central, que han postergado el Censo de Población y Vivienda para mayo o junio de 2024, atentando al derecho del pueblo boliviano de tener mejores condiciones de vida”, dice el comunicado que emitió este martes.

El Consejo Nacional de Autonomías decidió reprogramar el Censo de Población y Vivienda que estaba previsto para el 16 de noviembre de este año, el tema fue confirmado por el propio presidente del Estado, Luis Arce, a través de su cuenta de Twitter.

“Con la firme predisposición de realizar un Censo absolutamente responsable, que sea una verdadera herramienta de planificación nacional, departamental y municipal; en consenso, el Consejo Nacional de Autonomías decidió reprogramar el Censo de Población y Vivienda, para el 2024 (sic)”, señaló Arce.

Según el ente cívico la postergación del censo es una irresponsabilidad del Gobierno central y del Movimiento al Socialismo (MAS), que afecta a los sectores más vulnerables de la sociedad. Exigió que el censo se lleve adelante en la fecha prevista, este año; que sea de forma inclusiva, responsable, transparente, objetiva y técnica.

Por su parte, el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz calificó como un «fracaso» e «ineficiencia» del Gobierno central la postergación del evento censal.

Efraín Suárez, asesor de Gestión, manifestó que «es un claro atentado contra la región y es un incumplimiento a la ley del censo que se debe realizar obligatoriamente cada 10 años».

Identificó que hay un total retraso en todas las actividades censales a cuatro meses de realizarse ese evento tan importante para el país y las regiones, en esa línea rechazó su postergación. «No aceptamos que este censo se postergue«, porque representarías la postergación de un pacto fiscal y la redistribución de recursos para las regiones.

En cambio, las gobernaciones de Beni y Chuquisaca propusieron la postergación del Censo de Población y Vivienda, pero del 16 de noviembre próximo para el 2023; mientras que La Paz sugirió que el relevamiento de datos sea un fin de semana y no un día hábil. 

La reunión del Consejo Nacional de Autonomías se realizó en la Casa Grande del Pueblo en La Paz con la presencia de ocho de los nueve gobernadores del país, excepto de Luis Fernando Camacho; además de la participación de algunos representantes de municipios y autonomías indígenas, con un tema específico la realización del censo.

¿Cuál fue la antesala a esta decisión?

El 8 de junio, se conoció de la renuncia de Humberto Arandia al cargo de director del Instituto Nacional de Estadística, por razones de salud. Inicialmente, la institución intentó negar, sin embargo, admitió que había presentado su carta al presidente Luis Arce, aunque no tuvo respuesta.

El 9 de junio, el presidente Arce lo ratificó en el cargo, a pesar que Arandia había explicado en su carta su delicado estado de salud y la necesidad de tener un tiempo de recuperación. Arandia, ya había estado de baja cuando se conoció de su dimisión.

En esa misma jornada, el mandatario cambio a su ministra de Planificación del Desarrollo, Gabriela Mendoza, en su lugar ingresó Sergio Cusicanqui. Un día después, el 10 de junio, el nuevo ministro presentó al director interino del INE a Gastón Cordero.

Pese a estos cambios, el Gobierno a través de diferentes voceros dijo que el censo estaba totalmente garantizado para el 16 de noviembre de este año. (Erbol)