//Alerta mundial por riesgo de accidente nuclear en Zaporiyia

Alerta mundial por riesgo de accidente nuclear en Zaporiyia

La ONU y la OIEA urgen adoptar medidas para evitar que la guerra desencadene una fuga en la central.

La reunión mantenida el jueves en Nueva York a petición de Moscú por los 15 miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha arrojado al mundo la idea de que la situación en la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, la mayor de Europa con seis reactores en servicio y en poder del Ejército ruso desde comienzos de marzo, es «crítica».

Se hace urgente, por tanto, la adopción de medidas para evitar que los enfrentamientos armados terminen desencadenando una fuga atómica de grandes proporciones. Sin embargo, Rusia rechazó la mayor parte de las propuestas que se pusieron sobre la mesa aunque apoyó la idea de que una delegación del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) viaje a la planta nuclear ucraniana antes de septiembre para acometer una inspección en profundidad y verificar su estado.

El problema principal lo constituyen los misteriosos ataques que vienen sufriendo las instalaciones de la central de Zaporiyia. Kiev sostiene que están siendo llevados a cabo por las tropas rusas con el objetivo de provocar un accidente nuclear y culpar de ello a las fuerzas ucranianas a fin de justificar un recrudecimiento de la intervención militar mientras que Moscú tacha de «absurda» tal acusación, ya que son sus soldados los que ocupan la central y se supone que no van a disparar contra ellos mismos.

Un escape nuclear de envergadura podría afectar, según los expertos, a prácticamente toda Ucrania en su conjunto, a la anexionada Crimea, a algunas zonas del sur de Rusia e incluso a países como Moldavia, Rumanía, Bulgaria y Bielorrusia. El ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, cree que una hipotética catástrofe en Zaporiyia sería «10 veces» más letal que la ocurrida en Chernóbil en 1986. Por su parte, el representante chino ante la ONU, Zhang Jun, advirtió durante su intervención en el Consejo de Seguridad que «la central nuclear de Zaporiyia es una de las más grandes de Europa. Si se produce un accidente nuclear a gran escala, puede ser más grave que el acaecido en Fukushima» en 2011.

El director de la OIEA, Rafael Grossi, dijo al tomar la palabra que «estas acciones militares cerca de una instalación nuclear tan grande podrían tener consecuencias muy graves». Aseguró que ahora mismo «no existe una amenaza inmediata» para la seguridad del funcionamiento de la planta, pero alertó que «esto podría cambiar en cualquier momento». Según sus palabras, «prevenir una catástrofe nuclear debe ser un objetivo colectivo y global. He pedido a ambas partes que cooperen con el OIEA. Estamos en un momento complicado, en una hora grave y se debe permitir que el organismo lleve a cabo su misión en Zaporiyia lo antes posible». Aseguró que él mismo encabezará la delegación. (ABC.es)