//La sequía pone en aprietos a los ganaderos de Villa Montes

La sequía pone en aprietos a los ganaderos de Villa Montes

Familias ganaderas de esta zona reportan la mortandad animal. Piden atención de las autoridades de los tres niveles de Gobierno en lo relacionado con el acarreo y dotación de agua para el consumo humano y animal, y de forraje para el ganado

La falta de agua y de forraje en la llanura chaqueña de la comunidad Taringuiti, distante 40 km de Villa Montes (Tarija) -carretera hacia Paraguay-, empieza a pasar factura a las familias ganaderas de esta zona que reportan la mortandad de 30 a 40 animales bovinos.

Según el dirigente de los ganaderos de Taringuiti, Javier Cuéllar, la sequía ha empezado a castigar con dureza, principalmente al hato bovino, de los puestos ganaderos de la zona. La falta de agua en los atajados y de disponibilidad de forraje natural se ha convertido en la principal amenaza para las familias que se dedican a la cría y reproducción de bovinos.

El dirigente pecuario hizo notar que estos dos factores están provocando el adelgazamiento y pérdida de peso de los animales, que están sucumbiendo a las orillas de los reservorios artificiales de agua habilitados por los propios ganaderos. “Lo que se pide es la intervención urgente de las autoridades de los tres niveles de Gobierno en lo relacionado con el acarreo y dotación de agua para el consumo humano y animal, y de forraje para el ganado, y así mitigar los efectos de la sequía”, anotó Cuéllar.

El problema de la falta de agua y de forraje se extiende a Chuquisaca. Desde la Federación de Ganaderos de este departamento, el presidente Édgar Gutiérrez, señaló que el estado de situación, asociado con la sequía, es crítico. Refirió que los campos agrícolas y puestos ganaderos de comunidades de Villa Guzmán, Macharetí, Guacareta e Ivo son las zonas más castigadas. En el ámbito pecuario, según dijo, la incidencia de mortandad animal es alta. (El Gran Chaco)