//La transición verde puede aumentar un 10,5 % los empleos en 2030 en Latinoamérica

La transición verde puede aumentar un 10,5 % los empleos en 2030 en Latinoamérica

Avanzar hacia una economía verde en América Latina puede impulsar la productividad, desarrollar sectores económicos nuevos y más sostenibles y aumentar en un 10,5 % los empleos netos de la región en 2030, según un informe publicado este lunes con motivo de la COP27.

El estudio «Panorama Económico Latinoamericano 2022: Hacia una transición verde y justa», elaborado por distintos organismos, apuntó que la transformación de la matriz energética es «clave» para «promover un mayor bienestar social y fomentar la resiliencia».

La región tiene «alto» potencial en energías verdes: en la actualidad, las renovables suponen el 33 % de la energía total, comparado con el 13 % a nivel mundial, de acuerdo al informe elaborado por la Comisión Europea y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, con sede en Santiago.

Para conseguirlo, los organismos aseguran que la región necesita movilizar recursos «sustanciales» a través de «medidas fiscales sostenibles» y «nuevos instrumentos financieros».

Entre esas herramientas, destacan «canjes de deuda por naturaleza, cláusulas de desastres naturales, bonos de catástrofe y bonos verdes, sociales y de sostenibilidad», de acuerdo al documento desarrollado también por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

«Un escenario de calentamiento global de 2,5°C podría costarle a la región entre 1,5 % y 5 % de su PIB para 2050», alertó el estudio.

Latinoamérica, con más de 620 millones de habitantes, es una de las regiones más vulnerables al cambio climático y alberga 13 de los 50 países identificados como los más afectados del mundo, pese a que solo es responsable del 8,1 % del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para que la transición verde sea «viable en el tiempo», el informe recomienda a los Gobiernos de la región «garantizar procesos participativos e inclusivos» y fomentar la cooperación internacional.

«La agenda verde puede ser el elemento vinculante de un nuevo contrato social sostenible para la región, ya que el 68 % de los ciudadanos reconoce el cambio climático como una amenaza muy grave a su país en los próximos 20 años, por encima de otras regiones», agregó.

Latinoamérica, la región más afectada por la pandemia, creció un 6,9 % en 2021 como rebote tras el desplome del 6,8 % registrado en 2020, la mayor recesión en 120 años.

Para 2022, la Cepal proyecta un crecimiento del 3,2 %, aunque prevé una desaceleración en 2023 del 1,4 %. (EFE)