//Brasil y Neymar ante Corea y Min

Brasil y Neymar ante Corea y Min

Neymar ya patea con ambas piernas, trota y salta para cabecear. Y sonríe. A la espera del informe médico, Brasil se ilusiona por contar con su ‘10’ para el choque de hoy (15:00) contra Corea del Sur en octavos de final del Mundial de Catar.

“Me siento bien, sabía que lo estaría ahora”, escribió el astro del París Saint-Germain el sábado en Instagram, acompañando su mensaje con una foto de brazos abiertos, sonriendo y mirando al cielo. Su pose redentora es un alivio para una ‘Seleção’, favorita al título, que Camerún aterrizó el viernes en el cierre del Grupo G al vencerla 1-0 en tiempo de descuento.

Y cuya clasificación a cuartos, donde el vencedor en el estadio 974 enfrentará al ganador entre Japón y Croacia, sería una alegría para el tricampeón mundial Pelé, de 82 años, internado en un hospital de Sao Paulo para reevaluar su tratamiento contra el cáncer.

Aunque pasaron líderes de la zona y contra los africanos alinearon un equipo ‘B’, la pérdida de una imbatibilidad de 17 partidos (14 victorias, tres empates) y el saberse vulnerables prendió alarmas en los hombres de Tite.

La formación de una retaguardia sólida, una de las claves del poderío brasileño, será vital para contrarrestar la peligrosa ofensiva de la Corea del Sur del luso Paulo Bento, motivada al pasar de ronda tras vencer al Portugal (2-1) de Cristiano Ronaldo y dar otro de los batacazos del Mun dial.

Con el principal referente coreano, el atacante Son Heung-min, así como con ‘Ney’, Brasil goleó 5-1 en un amistoso disputado en Seúl en junio de este año. “Ahora tenemos mayores objetivos para alcanzar, por lo que daremos lo mejor. Nadie sabe lo que puede pasar en octavos”, dijo el ídolo asiático. “Espero que podamos escribir otro milagro”, acotó el DT. (Campeones)