//Los chimpancés se desarrollan lentamente como los humanos

Los chimpancés se desarrollan lentamente como los humanos

Pocas especies se desarrollan tan lentamente como los humanos, tanto en términos de desarrollo de las habilidades de los adultos como en términos de desarrollo del cerebro. Los bebés humanos nacen tan subdesarrollados que no pueden sobrevivir sin el cuidado y la alimentación de los adultos durante algunos años después del nacimiento. Los niños todavía necesitan aprender habilidades fundamentales como caminar, comer, hablar, usar herramientas y mucho más. Los médicos utilizan el momento en que surgen estos hitos del desarrollo para determinar si su hijo y el cerebro de su hijo se están desarrollando con normalidad.

Sin embargo, sabemos muy poco sobre el momento en que surgen los hitos del desarrollo motor y social en otras especies de larga vida y estrechamente relacionadas, como los chimpancés, ni sobre lo que esto significa para su desarrollo cerebral. Por ejemplo, ¿cuándo empiezan los chimpancés a caminar, a alimentarse, a preparar a los demás y a utilizar herramientas? El trazado de los hitos de desarrollo de los chimpancés salvajes y otras especies puede ayudarnos a comprender las bases evolutivas de estos largos períodos de desarrollo.

Unos investigadores del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig ya han cartografiado sistemáticamente una amplia gama de aptitudes de comportamiento y han determinado en qué momento del desarrollo surgen estas aptitudes en los chimpancés salvajes. Para este estudio, los investigadores observaron 19 crías de chimpancés (ocho hembras y 11 machos) del Parque Nacional de Taï, Côte d’Ivoire, desde el primer mes después de su nacimiento hasta los cinco años de edad.

Los resultados mostraron que las aptitudes de motricidad gruesa comienzan a surgir alrededor de los cuatro meses, los rasgos de comunicación a los 12 meses, las aptitudes de interacción social a los 14 meses y las aptitudes de motricidad fina a los 15 meses. «No solo el marco temporal, sino también el orden de aparición de las diferentes habilidades es muy similar a lo que vemos en los humanos, reflejando una historia evolutiva compartida», dice la primera autora Aisha Bründl. «Nuestros hallazgos están en línea con la hipótesis de beneficios retardados, que afirma que el desarrollo extendido es necesario para adquirir las habilidades de los adultos».

«Tales hitos del desarrollo pueden arrojar luz sobre la maduración del cerebro», dice la autora principal Catherine Crockford, co-líder del proyecto Evolución de la Conectividad Cerebral (EBC) de la Sociedad Max Planck. «Nuestros resultados sugieren que algunas partes del cerebro de los chimpancés pueden desarrollarse lentamente como en los humanos». Esto queda por investigar como parte de este nuevo proyecto EBC, en cuyo contexto los investigadores recogen, escanean y analizan los cerebros post mortem de los grandes simios y relacionan estos hallazgos con su comportamiento.

Además, los investigadores descubrieron que las aptitudes más complejas, como el uso de herramientas y las interacciones sociales, surgen más tarde, con mayores diferencias entre los chimpancés individuales en el momento de su aparición que las aptitudes menos complejas. «Esta variación puede deberse a diferencias subyacentes en el entorno social en el que crece un chimpancé, pero también a otros factores, como la nutrición, y queda por investigar más a fondo», explica el coautor Patrick Tkaczynski.

«Ese estudio sobre el desarrollo requiere datos a largo plazo, ya que los chimpancés tienen una historia vital tan lenta como la de los seres humanos», señala Roman Wittig, otro autor principal del estudio y director del Proyecto Taï sobre el Chimpancé. «Tenemos la suerte de tener 40 años de observaciones sobre los mismos chimpancés salvajes». En general, este estudio es la descripción más extensa de los hitos de desarrollo de los chimpancés hasta la fecha y nos acerca un paso más a la hora de arrojar luz sobre las vías de desarrollo compartidas de las especies de grandes simios. (Fuente: NCYT Amazings)