//Maduro y Guaidó se enfrentan por la crisis del oro venezolano custodiado en el Banco de Inglaterra

Maduro y Guaidó se enfrentan por la crisis del oro venezolano custodiado en el Banco de Inglaterra

Más de mil millones de dólares de oro venezolano está en manos del Banco de Inglaterra, en Londres, y esta semana representantes del gobierno de Nicolás Maduro y del opositor Juan Guaidó se enfrentan en la Corte, ya que el Banco Central de Venezuela exige que el oro sea devuelto al país sudamericano. A principios de mayo, Venezuela solicitó al Banco de Inglaterra que libere las reservas de oro con el fin de usar el dinero para combatir la epidemia del coronavirus y dos semanas después, el embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada, informó de que interpusieron una demanda contra el banco inglés en un tribunal de Londres. «Venezuela demanda en tribunal británico al Banco de Inglaterra por robarse 31 toneladas de oro venezolano en su resguardo», señaló Moncada en su cuenta de Twitter, y añadió que «el saqueo es un crimen de exterminio al negar al pueblo medios vitales para enfrentar la peor pandemia en un siglo». La demanda, con fecha 14 de mayo, fue presentada ante un tribunal comercial por parte del Banco Central de Venezuela (BCV), que como cliente exige que una orden obligue al Banco de Inglaterra a entregar el dinero.

Pero el enfrentamiento no es solo entre Londres y Caracas, sino entre el gobierno de Maduro y Juan Guaidó, reconocido como presidente interino del país por más de medio centenar de países, incluido Reino Unido, para ver quien es el líder legítimo. Los abogados que representan al BCV consideran que, pese a que Reino Unido reconoce a Guaidó, toda la comunicación entre ambos países se refiere a Maduro como presidente, lo que confirmaría la legitimidad de su Gobierno. El representante Nick Vineall señaló, según información de la agencia Reuters y el periódico The Times, que el personal de la embajada de Maduro había recibido correspondencia en el cumpleaños de la Reina Isabel II, lo que demostraría la validez de las relaciones diplomáticas. Además, el BVC considera que el oro custodiado en Londres, que representa alrededor del 15% de las reservas de divisas de Venezuela, es necesario para financiar la respuesta a la pandemia, pero los representantes de Guaidó exigen que no salga de Reino Unido. Su representante, Andrew Fulton, respondió que la declaración del Reino Unido de febrero de 2019 reconociendo a Guaidó fue clara. El Banco de Inglaterra se ha negado a hacer declaraciones ya que no hace referencia a las relaciones con sus clientes, pero claramente se encuentra en medio de la disputa diplomática sobre a quién considera el Reino Unido presidente de Venezuela.

El Banco de Inglaterra es uno de los mayores proveedores del servicio de custodia de oro a nivel mundial, y Venezuela tiene almacenadas en sus bóvedas aproximadamente 31 toneladas de oro, valoradas en más de 1,6 mil millones de dólares. La crisis del petróleo y las sanciones impuestas por Estados Unidos han dejado al país sin liquidez, y esta no es la primera vez que los chavistas piden la recuperación de sus activos. En febrero de 2019, Maduro exigió a Reino Unido la devolución: «Espero que la legalidad internacional sea respetada, que la justicia prime y que Venezuela no sea despojada de algo que le pertenece», aseguró entonces. Pero Guaidó solicitó a la entonces primera ministra Theresa May las reservas no fueran devueltas, con el fin de protegerlas. Para Guaidó, la repatriación de esos activos supone una «transacción ilegítima». Maduro hizo otra solicitud en el 2018 que tampoco prosperó. (ABC)