//Legisladores sancionan ley que reducen arrendamientos al 50% y será retroactivo

Legisladores sancionan ley que reducen arrendamientos al 50% y será retroactivo

Con una mayoría del MAS,  la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) sancionó anoche la Ley Excepcional de Arrendamientos, que reduce el 50% el monto por pago de alquileres a partir de la fecha de declaración de emergencia sanitaria por el coronavirus (17 de marzo) hasta tres meses después de que concluya la cuarentena en todas sus formas. La norma también fija beneficios para los propietarios, según los parlamentarios.

Entre legisladores del oficialismo hay división de criterios y se observó una falta de estudios y consenso con los involucrados. Por su lado, desde el MAS sostienen que la ley respeta el acuerdo entre privados y permite la regulación por medio de jueces de materia civil para evitar abusos de cualquiera de las dos partes.

La presidenta de la ALP  Eva Copa (MAS)  sostuvo que la norma es una respuesta al pedido de los trabajadores que vieron afectados sus ingresos económicos, por las restricciones de la cuarentena debido a la Covid-19.

 El diputado proyectista de la norma  Víctor Borda (MAS)  señaló que hubo varias modificaciones en “consenso”, y espera que la norma beneficie a la población más vulnerable, entre las más de 455 mil personas que viven en alquiler en Bolivia, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Si después de la aprobación de la ley de reducción de alquileres el propietario y el inquilino no llegan a un acuerdo para rebajar el alquiler, de forma coercitiva se dispone la disminución del 50%”, sostuvo Borda.

“Esta norma busca que la gente no sea desalojada en este tiempo de cuarentena, aquella que no ha podido pagar alquiler, siempre esperando que exista un acuerdo previo”, sostuvo Copa.

La norma incluye límites para el monto que puede ser condonado, dispone además el congelamiento del canon de arrendamiento de inmuebles destinados a vivienda, comercio, servicios e industrias hasta el 31 de diciembre de 2020, no puede incrementarse el monto convenido con anterioridad a la promulgación de la ley.

Por otro lado, también se apuntan beneficios para el propietario, con la condonación de algunos impuestos. Se suspenden los desalojos de inmuebles destinados a vivienda por el tiempo que dure la cuarentena.

“Es una norma que beneficia de forma objetiva a la población que más lo necesita, espero que sea promulgada”, afirmó Tomás Monasterio, diputado de Unidad Demócrata (UD) y aliado de Jeanine Añez. En cambio, su colega Rose Marie Sandóval  aseguró que la ley es “extemporánea” y debió ser aplicada al inicio de la pandemia, por lo que se abstuvo de votar.

Por su parte, la senadora Carmen Eva Gonzales (UD), si bien considera que es una ley necesaria, observó que la propuesta de Borda no está respaldada por un estudio serio. “No se ha convocado a representantes de las partes involucradas. Además, se debió fijar una fecha sobre la duración de la rebaja de alquileres, pues la pandemia no permite hacer ese cálculo”, sostuvo.

El diputado Giovani Carlo (MAS) aseguró que, en la sesión de la Asamblea de ayer, la norma fue aprobada incluso con apoyo de los oficialistas. (Página Siete)