//Inspección Técnica Ocular confirmó existencia de servidor no autorizado

Inspección Técnica Ocular confirmó existencia de servidor no autorizado

El Ministerio Público y la Policía informaron este miércoles que en la Inspección Técnica Ocular (ITO) a cinco dependencias vinculadas al caso fraude electoral se reveló que “un servidor no autorizado” enviaba miles de actas validadas al conteo de los resultados de las elecciones del 20 de octubre de 2019.
Entre el lunes y el martes, personal de la Fiscalía y la Policía junto a los vinculados en este caso participaron en una inspección técnica a las oficinas del Servicio de Registro Civil (Sereci), el Tribunal Supremo Electoral (TSE), la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic), el hotel Radisson y la Dirección Nacional de Tecnologías y Comunicación (DNTIC), espacios de trabajo utilizados en la anterior elección.
Según la Fiscalía, el 20 de octubre de 2019 unas 8 mil personas contratadas por el Órgano Electoral se dirigieron a distintos recintos electorales para sacar con su celular fotos de las actas electorales, subían esas imágenes a una nube para que sea administrada mediante un servidor que recogía los datos, luego era enviado al Sereci para su validación y recién se mandaba la información al sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP).
Neotec era la empresa contratada para manejar los servidores autorizados y cumplir con el servicio de mantenimiento y soporte técnico del TREP. Mientras que Ethical Hacking fue contratada como la empresa auditora.
La jornada electoral marchaba con normalidad hasta que en horas de la noche del domingo, cuando se recogían las actas y se transmitían los resultados preliminares a través del TREP, se reportó la existencia de un hecho irregular y por esa razón los ahora exvocales del TSE se reunieron en oficinas de la DNITC y exigieron una explicación a Neotec, informó el fiscal Luis Fernando Atanasio.
En ese momento, “ha surgido una discusión, ante la extrañeza de la empresa auditora, respecto a algunos servidores no autorizados y no monitoreados que se habían identificado en el protocolo que se venía desarrollando en estas elecciones, en ese entendido, ha sido una situación airada, y eso referían parte de los testigos, que era una situación que se ha dado de un momento a otro (…) ha sido una discusión en la cual han ingresado a un ambiente que tienen en la DNTIC y en esa discusión es donde aparentemente alguno de los vocales (Lucy Cruz) hubiese salido a dar una instrucción (de frenar el TREP)”, refirió Atanasio.
Agregó que la empresa auditora identificó una fluctuación masiva de datos anormal, “son miles de solicitudes de validación que empiezan a emerger”, situación que enciende la alarma, se buscan a los responsables “y es en ese momento donde logran identificar la existencia de un servidor no autorizado”.
Los vocales del TSE pidieron una explicación a Neotec y el representante de esa firma alegó que “se había olvidado reportar ese servidor, pero que no habría afectado el computo de los datos”, según versión recogida de testigos de este caso, manifestó el fiscal.Según las investigaciones preliminares, Neotec administraba todos los servidores autorizados, incluso ese servidor no autorizado dentro del cómputo.
Explicó que por esta razón se habría frenado la transmisión del TREP para que no haya dudas del cómputo y una vez subsanado el tema se vuelve a activar el sistema. 
Antes de la suspensión del TREP, los resultados electorales reflejaban una virtual segunda vuelta entre Evo Morales del Movimiento Al Socialismo (MAS) y Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC), pero luego que se reactivó el sistema, Morales había sacado una diferencia de más de 10 puntos lo que derivó en que salga victorioso de la contienda electoral. Sin embargo, esa suspensión irregular permitió que se abra esta investigación desde la cual los exvocales del TSE fueron procesados. 
Por su parte, el jefe anticorrupción de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) de La Paz, coronel Luis Fernando Guarachi, informó que en la ITO se confirmó la existencia de este servidor no autorizado que actuó en la recepción del conteo de 30 mil actas validadas.
En la ITO se pudo evidenciar que existieron ataques al sistema informático, según el informe y las declaraciones de Álvaro Andrade de la empresa Ethical Hacking, contratada para realizar una auditoría al TREP.
Andrade, “ha podido mencionar que el día 20 de octubre de 2019, él ha informado a Sala Plena; vale decir, a todos los miembros del TSE acerca de la existencia de un servidor que no estaba autorizado”, apuntó Guarachi.
Enseguida explicó que este servidor, extrañamente, arrojaba actas válidas con números exorbitantes, que eran muy diferentes de las cifras normales, vale decir, si un servidor autorizado mandaba mil actas, este servidor no autorizado mandaba 30 mil actas validadas. “Ese dato ya lo teníamos en la investigación, sin embargo, en el acto de inspección técnica ocular ha saltado este nuevo dato”, aseguró.
Según el jefe policial, otro aspecto extraño fue que se encontró material electoral en las oficinas de la Agetic, lo que llama la atención, debido a que esta institución no tenía ningún convenio con el TSE. También se develó que entre los exvocales del TSE hubo amenazas de demandas penales y casi llegaron “a los golpes” por ciertas decisiones que se habrían tomado al “margen de la ley”.
Finalmente, Guarachi señaló que se “procederá a elaborar los informes correspondientes relacionados al acto investigativo procesal que se ha realizado a la ITO. Se va a hacer la transcripción de todas las actas que levantó en estos dos días y la vamos a presentar al Ministerio Público. Estos son elementos que el Ministerio Público puede utilizar en una acusación virtual en un juicio que posteriormente se puede desarrollar”.  (ANF)