//Marinkovic dice que créditos externos ‘bloqueados’ se perderán y anuncia que gestionará donaciones

Marinkovic dice que créditos externos ‘bloqueados’ se perderán y anuncia que gestionará donaciones

Los créditos externos «bloqueados» en el Legislativo, controlado por el MAS, “se van a perder” con los costos que ello implica. Ante esa situación, se hará gestiones en Estados Unidos ante organismos internacionales y gobiernos en Naciones Unidas para acceder a donaciones, informó el ministro de Economía, Branko Marinkovic.

“Tenemos más de $us 1.000 millones que estaban aprobados para el país y que se van a perder, lamentablemente para el país va a tener un costo financiero”, advirtió en referencia a los créditos internacionales que la mayoría del MAS en el Legislativo no da curso, entre ellos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Esos fondos están destinados a reponer los recursos destinados al pago de bonos y a pagar uno nuevo, el Bono Salud de Bs 500 planteado por la presidenta transitoria, Jeanine Áñez. Hay créditos en espera de aprobación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), del Banco Mundial (BM) y del FMI.

Ante la falta de viabilización de ese dinero, Marinkovic anunció en la red Uno que viajará a Estados Unidos con la finalidad de gestionar fondos. “Vamos a ver lo que se pueda conseguir en la comunidad internacional, pero son del FMI, del BM y del BID y también ante gobiernos en Naciones Unidas. Tratar de conseguir para que llegue por la vía de la donación porque como sabemos que el Congreso tiene bloqueado el ingreso de dinero”, cuestionó.

Marinkovic explicó que el Estado tiene capacidad de acceder a créditos e informó que este año se pagó $us 270 millones de la deuda.

El MAS demandó transparencia al Gobierno para aprobar los créditos en la Asamblea, ya que indicó que hay dudas sobre las condiciones y los intereses, sobre todo en el crédito del FMI de $us 327 millones. Además, la presidenta del Legislativo, Eva Copa, promulgó la ley para el pago del Bono contra el Hambre de Bs 1.000, que es rechazado por el Gobierno bajo el alegato que su financiamiento no es viable. (La Razón)