//Biden se propone eliminar varias leyes de la gestión trump

Biden se propone eliminar varias leyes de la gestión trump

Las elecciones tienen consecuencias, acostumbran a decir sus ganadores, y Joe Biden no perderá el tiempo para demostrar a los estadounidenses y al mundo que EE.UU. entra en una nueva era.

Si todo avanza conforme prevé la ley, su 46.º presidente tomará posesión de su cargo el 20 de enero del 2021. Está por ver si Donald Trump cumple con la tradición y le recibe en la Casa Blanca para escenificar el relevo. Pero en cuanto Biden se siente en el despacho oval pondrá en marcha una serie de decisiones para empezar a deshacer el legado legislativo de Trump, quien por su parte dedicó sus cuatro años a borrar la huella de Barack Obama.

Lo primero que Biden hará, ha dicho, será anular la salida de EE.UU. del acuerdo de París sobre cambio climático, que se hizo efectiva el pasado martes. También firmará el retorno a la Organización Mundial de la Salud, de la que Trump sacó a su país por su descontento con su papel en la pandemia.

La salida de la OMS no iba a ser efectiva hasta mediados del 2021, pero Biden quiere demostrar ya al mundo que “EE.UU. está de vuelta”, como dicen carteles que estos días se ven en las calles. Según los medios estadounidenses, también anulará el veto a los viajeros procedentes de ciertos países, casi todos musulmanes, medida con la que el republicano inauguró su mandato, y reactivará la protección legal a los inmigrantes que llegaron de niños con sus padres, anulada por Trump, pero rescatada por los jueces.

Firmar órdenes ejecutivas para anular las firmadas por su antecesor será más fácil para Biden que asegurarse su propio legado. Los demócratas han conservado su mayoría en la Cámara Baja, pero, en el Senado, en el mejor de los casos (Georgia repetirá en enero las elecciones para asignar sus dos escaños), solo pueden aspirar, como mucho, a igualar a los republicanos con 50 representantes cada uno. El voto de desempate correspondería a la vicepresidenta Kamala Harris, pero en las filas demócratas hay senadores de signo conservador con los que Biden deberá negociar seriamente para sacar adelante acuerdos en otros temas, como el cambio climático, otra de sus prioridades. Biden reiteró ayer que la falta de cooperación de los últimos años no es una fatalidad sino una decisión deliberada y llamó al próximo Congreso a iniciar una nueva era de colaboración.