//Documental ganador del A Cielo Abierto se estrena en Facebook

Documental ganador del A Cielo Abierto se estrena en Facebook

“Diariamente”, el documental ganador del tercer fondo del festival de cine A Cielo Abierto y dirigido por Joaquín Tapia, se estrena en Cochabamba este sábado 24, a través de una proyección en la página de Facebook del Centro Simón I. Patiño. 

Se trata de una producción de largo aliento, con una duración de más de cuatro horas, conseguidas a través de 143 días de filmación y 1.200 horas de edición. El Centro Simón I. Patiño, organizador del festival y financiador del fondo del A Cielo Abierto, decidió exhibir el filme en cuatro partes, que se irán proyectando cada sábado, hasta el 15 de mayo, como si se tratase de una serie.

La película es híbrida en su género, en cuanto mezcla ficción, documental, investigación y fotografías fijas. “Diariamente” versa sobre el barrio periférico Caliri (donde vivió Joaquín) de la zona sur de La Paz, reconstruyendo su historia geográfica, la de sus asentamientos y la de sus habitantes. 

“He tratado de conservar algunas impresiones que se me quedaron del lugar, veía quebraditas donde había botellas de alcohol vacías o condones usados por adolescentes después de pasar clases o el trufi TransBolonia que entra por Obrajes. Otra fase ha sido la de investigar la historia del barrio, en sentido de cómo las propiedades se han ido dividiendo en haciendas y estas en inmuebles, con todos los pormenores ilegales que se pueden encontrar”, relató Joaquín a este medio en una entrevista vía zoom. 

La parte ficcional sigue una serie de días en la vida de Máximo, el protagonista de la película, hasta que se ve cortada por la parte investigativa del documental, en la que los propios habitantes de Caliri cuentan su historia. Todo está narrado bajo la voz de Daily Mercado, una vecina de Callapa, barrio aledaño de Caliri.

Su nombre, en parte, le da el título a la película, la otra mitad tiene que ver con la intención de Joaquín de ver “cómo diariamente la historia del barrio se iba construyendo, desde las cosas más tradicionales, como fechas cívicas, hasta simples cosas banales que pasan todos los días”.

En su abordaje experimental, el guion de Caliri se escribió mientras se montaba, siendo guiada por algunas directrices que Joaquín se impuso antes de empezar a rodar: 1) que la película tenga una narradora en voice over,» 2) que cambie de estilo constantemente, 3) que trate de Caliri y 4) que muestre cómo se coquetean los adolescentes del barrio escuchando reggaetón. “Creo que la mejor forma de explicarlo es cuando piensas en una oración y no te imaginas cuántas palabras tendrá o cuantas comas, pero te imaginas vagamente cosas iniciales que guiarán la idea”, concluyó Tapia. (Opinión,bo)