//Kalimba y la huella imborrable del pasado por violación

Kalimba y la huella imborrable del pasado por violación

Kalimba vivió un infierno tras ser denunciado por una menor de 17 años; lo declararon inocente y casi una década después reveló que todo fue armado.

Su pasión es la música, y justo tras presentarse como DJ en El Buda Bar, de Chetumal, la noche del 19 de diciembre de 2010, la vida de Kalimba dio un vuelco tras ser acusado de violación por Daiana Guzmán, de 17 años, quien estuvo como edecán en el evento y terminó en una fiesta en el cuarto del hotel de Kalimba.

FUE CONDENADO ANTE EL OJO PÚBLICO

Las declaraciones de Daiana incluían que el cantante la había golpeado y sometido para tener relaciones sexuales; además, los dictámenes periciales arrojaron que, efectivamente, había habido penetración con violencia.

“Yo nunca violé a nadie, no sé si ya se dijo que la joven estuvo con su novio a solas por dos horas, no sé si con él tuvo relaciones, porque no estuve ahí, pero él tiene antecedentes de ser violento”, declaró Kalimba el 13 de enero de ese año en Primero noticias.

Carlos Loret de Mola, a lo largo de la entrevista no dejó de preguntarle, de manera acusatoria, si había tenido relaciones sexuales con Daiana, por lo que el periodista fue severamente criticado.

PISÓ LA CÁRCEL

Kalimba ingresó al Cereso de Chetumal la madrugada del 21 de enero de 2011 después de que el procurador general de justicia de Quintana Roo, Francisco Alor Quezada, solicitara la orden de aprehensión, pero el 27 de enero fue puesto en libertad por falta de pruebas por el juez segundo de lo penal Daniel Farah Godoy.

DESTAPÓ LA VERDAD

A casi 10 años de esta amarga experiencia, Kalimba destapó en charla con Yordi Rosado para su programa de YouTube que en realidad el caso fue armado por el procurador de justicia de Quintana Roo, quien necesitaba un chivo expiatorio para quitarse el mote del “amigo de los artistas”, pues cuando tuvo a su cargo casos sonados, los dejaba ir por dinero, por lo que ya traía una investigación encima.

Todo empezó, detalló el intérprete, porque Daiana le mintió en principio a su tía, con quien vivía, inventando que no había llegado a casa porque Kalimba la había drogado, entonces “hacen una llamada al 911, éstas siempre llegan a la Procuraduría, llega mi nombre al procurador y él dice: ‘De aquí soy’” para limpiar su nombre.

Kalimba también reveló por primera vez que estuvo a solas con Daiana en la habitación del hotel, que platicaron y que ella le ofreció tener relaciones sexuales, pero él se negó; tras la insistencia de Daiana, Kalimba le pidió a Thaily (la otra edecán que también asistió a la fiesta) que por favor le dijera que ya se fuera.

Además, comentó que el procurador, quien por cierto falleció este 2020, amenazó a todos los testigos para que no declararan, pues les imputaría cargos: El que no le entre, se calla, porque si no… soy el procurador, no saben lo que se les viene”.

Ahora Kalimba sólo lo cuenta como anécdota, pero dice que, tras salir exonerado, estuvo siete años en el limbo y que emocionalmente no estaba bien, pero aun así no borraría ese capítulo de su vida, y piensa escribir un libro al respecto. (msn)