//Argentina-México, al todo o nada

Argentina-México, al todo o nada

Después de la derrota ante Arabia Saudita, Argentina se encuentra ante un primer ‘match ball’ en contra: una derrota ante México en la segunda jornada del grupo C, hoy en Lusail (15:00 HB), dejaría a Lionel Messi eliminado en el que posiblemente es su último Mundial.
La noche se presenta con tintes dramáticos en este pulso latinoamericano, ya que México empató sin goles ante Polonia y suma un punto, por lo que una derrota le dejaría en una situación muy delicada antes de la tercera y decisiva fecha.
El partido promete por lo tanto grandes emociones y los protagonistas son conscientes de lo que está en juego.
«Tranquilidad. Es un golpe muy duro, una derrota que duele, pero tenemos que seguir confiando en nosotros. Este grupo no les va a dejar tirados. Vamos a intentar ganar a México», prometió Messi a los hinchas justo después del batacazo por 2-1 ante los sauditas, en el mismo estadio de Lusail donde jugará el sábado.
Su seleccionador, Lionel Scaloni, también reafirmó su confianza en el plantel albiceleste desplazado a Doha.
Los precedentes históricos en Mundiales son esperanzadores para Argentina, que ha cruzado sus caminos con México en tres ocasiones anteriormente en Mundiales y siempre salió victoriosa: 6-3 en la primera edición, la de Uruguay-1930, y en dos ocasiones en una época más reciente, en los octavos de final de Alemania-2006 (2-1) y de Sudáfrica-2010 (3-1).
Pero México tiene la costumbre de superar las fases de grupos de los Mundiales, aunque luego se estrelle sistemáticamente en los octavos, la ronda en la que se despidió en sus siete últimas participaciones.
La fórmula ‘anti-Messi’ de los aztecas para el partido del sábado ha sido elaborado por un alquimista que conoce bien al astro del París Saint-Germain, el también rosarino Gerardo Martino, que dirigió al 10 durante una temporada en el Barcelona (2013-2014) y dos en la Albiceleste (2014-2016).