//Secuelas del paro: admiten 3 denuncias contra líderes y alistan más demandas

Secuelas del paro: admiten 3 denuncias contra líderes y alistan más demandas

Después de la protesta de 36 días que paralizó Santa Cruz en demanda del censo para 2023, se activaron varias denuncias contra los líderes de esa región: Luis Fernando Camacho, Rómulo Calvo y Vicente Cuéllar. Tres de esos procesos penales ya fueron admitidos por el Ministerio Público, informó ayer el fiscal general, Juan Lanchipa.

Desde el Gobierno, el ala dura del Movimiento Al Socialismo (MAS) y las organizaciones sociales masistas alistan por lo menos otras cuatro demandas penales contra estos líderes por las consecuencias del paro cruceño de más de un mes.

“Tenemos tres denuncias admitidas, son varios delitos que se denuncian (…). Tenemos aquí en el departamento de La Paz que han presentado los ciudadanos contra Camacho, Rómulo Calvo y el rector (Vicente Cuéllar). Entonces éstas van a ser procesadas”, indicó Lanchipa a la prensa.

La autoridad se refería al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, al presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, y al rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), Vicente Cuéllar.

Aunque Lanchipa no supo precisar quiénes o qué organizaciones presentaron denuncias contra Camacho y otros líderes cruceños por el paro, tampoco detalló sobre cuáles son delitos. Semanas atrás, en medio del paro, se activaron dos denuncias en La Paz y una en Sucre.

Denuncias

La primera denuncia la presentó la Central Obrera Regional (COR) de El Alto el 11 de noviembre contra Camacho, Calvo, Cuéllar y otros dos actores más por la presunta comisión de resoluciones contrarias a la constitución y las leyes, atentando contra el presidente y otros dignatarios, violencia política contra mujeres, racismos y discriminación y atentado contra la libertad de trabajo. El 13 de noviembre la Fiscalía aceptó la denuncia.

Una semana después, el representante del Comité impulsor del juicio por el caso Golpe I, Aldo Michel, presentó en Sucre la segunda denuncia contra los líderes cruceños por la presunta comisión de instigación, organización de grupos militares, daño a la propiedad pública y privada, lesiones graves y gravísimas y conspiración, entre otros.

El 22 de noviembre, ese mismo Comité presentó en la Fiscalía de La Paz la tercera denuncia contra Camacho, Calvo y Cuéllar. Esta vez acusándolos de traición a la patria por sus declaraciones, según el abogado Michel. Indicó que los acusados proclamaron acciones “separatistas” porque en el último cabildo anunciaron que iban a revisar las relaciones de Santa Cruz con el Estado.

Más denuncias

El 24 de noviembre, la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) presentó la cuarta denuncia penal en contra Camacho, Calvo, y el rector Cuéllar. Fueron acusados por la quema de su federación ocurrida en los enfrentamientos del 10 de noviembre.

Desde Santa Cruz, el 28 de noviembre, los concejales Rosario Callejas y Rolando Pacheco presentaron la quinta denuncia penal contra los líderes cruceños y demandaron a la Fiscalía que investigue las agresiones y saqueos contra gremiales del Plan 3.000, la Villa Primero de Mayo y otros sectores de Santa Cruz durante el paro de 36 días.

El mismo día, el ministro de Obras Públicas Servicios y Vivienda, Édgar Montaño, anunció que presentará denuncias penales contra Camacho y los líderes del paro por el bloqueo en la Red Vial Fundamental que ocasionó un gasto de más de 49.000 bolivianos en tareas de limpieza, además por las pérdidas millonarias que sufrieron varias empresas estatales a causa del paro cívico indefinido.

Luego de que el Senado sancionó la “Ley de aplicación de los resultados del censo de población y vivienda en los ámbitos financiero y electoral”, el asambleísta Leonardo Loza, de la bancada de Evo Morales, exigió a la Fiscalía apresar a los autores intelectuales de las muertes y los hechos de violencia durante el paro cruceño. “Tarde o temprano, por más que exista pacto entre ellos, se tiene que juzgar”, sostuvo. (Página Siete)