//Santa Cruz marca la cifra récord de 625 nuevos contagios en un día

Santa Cruz marca la cifra récord de 625 nuevos contagios en un día

El departamento de Santa Cruz reportó este martes la cifra más alta desde que se detectó la epidemia de COVID-19 en el país, con 625 nuevos casos y 11 fallecidos, con los que esta región suma 12.366 personas que se han infectado. Ante el ascenso de contagios, autoridades convocan a mil estudiantes y universitarios para el rastrillaje de pacientes “casa por casa”, a fin de cortar la cadena de transmisión.

“Realmente es una mala noticia (…) nos preocupa la situación y nos demuestra de que nos está faltando un mejor comportamiento como ciudadanos para evitar el contagio, son 625 casos para el día de hoy y 11 fallecidos”, informó el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Santa Cruz, Marcelo Ríos.

Con esta cifra elevada, desde el 10 de marzo cuando se registraron los dos primeros pacientes COVID-19 en territorio boliviano, se tiene un total de 12.366 casos confirmados en el departamento de Santa Cruz, de los cuales 3.142 personas sobrevivieron a la enfermedad, pero se lamenta el deceso de 298 pacientes.

De los 625 nuevos casos: 509 están en Santa Cruz de la Sierra, 28 en Yapacaní, 13 en La Guardia, 11 en Montero, 11 en Puerto Quijarro, 10 en Santa Rosa, ocho en San Julián, ocho en San Pedro y seis en Buena Vista. Los municipios de Pailón, San Carlos y Valle Grande reportan tres casos; en tanto, Saavedra y San Juan, dos; y Cotoca, Cuatro Cañadas, El torno, San José, Trigal, Warnes y Okinawa, un paciente infectado más, cada uno.

De los 11 fallecidos en esta jornada, 10 pertenecen al municipio de Santa Cruz de la Sierra y uno a Montero. En Terapia intensiva están 37 pacientes.

Ante este incremento de contagios, Santa Cruz comenzará en los próximos días el rastrillaje de “casa por casa”, una tarea que será realizada por brigadas médicas para identificarán casos sospechosos para trasladarlos y ser atendidos en centros de salud.

Para ello, Ríos llamó a jóvenes voluntarios a formar parte de las brigadas sanitarias para que se conviertan en centinelas contra el COVID-19. “Mínimo necesitamos mil voluntarios para poder iniciar con las unidades vecinales, si tenemos más personas, mejor, a los estudiantes a los universitarios de todas las carreras, porque, simplemente lo harán es preguntas casa por casa e identificar”, dijo.

Para este rastrillaje, la parte logística ya está planificada. Se empezará en los próximos días, si es “posible inmediatamente”, esta tarea durará los días que sea necesario para cortar la cadena de transmisión del virus y la evacuación de los casos sospechosos, apuntó Ríos. (La Razón)