//¿Qué beneficios tiene la energía solar fotovoltaica?

¿Qué beneficios tiene la energía solar fotovoltaica?

El desarrollo e impulso de la energía solar en los últimos años con el objetivo de hacer frente a los efectos contaminantes y el agotamiento de los combustibles fósiles, está llevando a toda una revolución dentro del mundo de la energía. Y es que la transición energética mundial hacia las energías renovables, y más concretamente la solar, es ya una realidad. Un beneficio que nos va a permitir seguir en la trayectoria positiva para conducir la energía global a la senda del desarrollo sostenible y la mitigación del cambio climático.

¿Sabías que en 2109 la instalación mundial de sistemas fotovoltaicos ascendió a 114,9 GW? ¿Y qué España fue el 6° país del mundo que más fotovoltaica instaló? En general se registró un aumento más que significativo de nuevas instalaciones a nivel mundial. Un balance positivo que nos permite ser muy optimistas con el futuro de la energía fotovoltaica. Y es que la energía de este tipo de energía renovable cuenta con muchos beneficios. Aquí te hablamos de algunos de ellos:  

1. Fuente de energía ilimitada y disponible en cualquier parte

Los rayos del sol inciden en cualquier parte del planeta, por lo tanto, puede aprovecharse en todos los países del mundo. Además, a diferencia de los combustibles fósiles, la energía solar no se agota, y su obtención no supone la destrucción del planeta. Podemos disfrutar de esta de manera ilimitada y sin producir daños al medio ambiente.

2. Respetuosa con el entorno

La energía solar es una fuente limpia y no contaminante. No emite gases tóxicos de efecto invernadero, así que no contribuye a la destrucción del medio ambiente. Si bien la fabricación de placas solares tiene un cierto impacto, no es comparable con el daño causado por los combustibles fósiles. Además, gracias a tecnologías innovadoras, ya se puede reciclar más del 90% de un panel solar.

3. Fuente de energía económica

También a diferencia de lo que sucede con los combustibles fósiles, la energía solar no se ve afectada por los altibajos de la economía o por su propia disponibilidad. Tanto la luz como el gas, en especial la primera, varían sus precios cada cierto tiempo, y siempre tienden a ir al alza por la propia escasez a la que nos enfrentamos. Sin embargo, puesto que la energía solar siempre está disponible y no debemos extraerla sino recogerla, es totalmente gratuita. La inversión se destina únicamente a la instalación de un sistema que pueda permitir su aprovechamiento, bien de manera directa o bien guardándola para utilizarla en un momento posterior.

Por otra parte, la tecnología que utilizan, así como la instalación de placas solares, gozan de sencillez, por lo que son una opción muy interesante para desarrollar. Es perfectamente compatible con las zonas rurales o aquellas que están aisladas o son de difícil acceso. En estas resulta, además, muy adecuada, siempre y cuando abunden las horas de sol al año.

4. Disponible en zonas de poco acceso o aisladas

En aquellas zonas rurales en las que no es posible conectarse a ninguna red, la energía solar se presenta como una alternativa capaz de solucionar dicho problema. Siempre y cuando incidan con cierta frecuencia los rayos del sol, es viable realizar una instalación para recoger y aprovechar la energía solar. Utilizar un medidor de radiación solar tiene aplicaciones a gran escala, pero también nos permite conocer aquellas zonas más adecuadas para la instalación de plantas solares. Las fuentes de energía renovables son el único camino que nos queda si no queremos destruir completamente al medio ambiente.

5. Contribuye al desarrollo sostenible

Este desarrollo de las energías renovables conocido también como la “cuarta revolución industrial “, está permitiendo hacer de nuestro mundo un lugar más sostenible. Además, se está llevando a cabo una transformación tecnológica, donde la tendencia es disminuir las emisiones de gases para mejorar los umbrales de potencia y rentabilidad de manera saludable.

6. Reduce el uso de combustibles fósiles

La utilización de energías renovables, como la solar, permite reducir considerablemente el consumo final de combustibles fósiles. Incluso, instalaciones fotovoltaicas con baterías solares de almacenamiento de alto rendimiento, pueden llegar a permitir un autoconsumo completo y estar desconectados de la red eléctrica.

Como podemos ver, decidirnos por un sistema energía solar fotovoltaica en casa puede ser una buena opción. Cómo resumen queremos mostrarte las ventajas y desventajas que podemos tener si nos decidimos por este tipo de energía en nuestra vivienda:

Ventajas:

  • Requiere de un mantenimiento mínimo.
  • La vida útil de un panel solar ronda los 25 años.
  • Ahorro en el consumo.
  • Se pueden aprovechar mejor los espacios.
  • Energía limpia y silenciosa.
  • Ahorro a largo plazo tras la instalación.
  • Disminuye el riesgo de incendios y desperfectos en la vivienda.
  • Permite mayor autonomía energética.
  • Los precios de las placas solares son más asequibles .
  • Autoconsumo 100%.

Desventajas:

  • La energía producida varía en función de las estaciones y de la zonas.
  • El coste inicial de la instalación es elevado.
  • Zonas de mayor radiación suelen ser lugares desérticos o alejados de las áreas de consumo.
  • Instalaciones en grandes extensiones tienen un impacto visual negativo.
  • La energía que se produce supone mas o menos un tercio de la que teóricamente debe producirse. Por eso se suelen complementar con baterías fotovoltaicas.
  • Se tiene que contar con un área limpia y a la que le llegue el sol directamente sin interrupciones. (ABC)