//Reportan que no funcionan los respiradores entregados para la pandemia

Reportan que no funcionan los respiradores entregados para la pandemia

En el principal centro médico del Beni, el Hospital Presidente Germán Busch de Trinidad, el jefe de Recursos Humanos, Ernesto Flores Aríñez, informó que respiradores entregados recientemente por el Gobierno durante la pandemia han dejado de funcionar y lo cual implica un colapso en terapia intensiva.

Explicó que la unidad de cuidados intensivos tiene siete camas, pero están funcionando sólo tres respiradores de industria alemana que se tienen hace varios años, pero los entregados en la pandemia están con desperfectos.

«Los que nos han llegado recién han funcionando un mes, dos meses y después están en mal estado, no están funcionandno, por eso en terapia intensiva se ve obligado a decir que no podemos recibir un paciente porque no tenemo un respirador mecánico», dijo Flores en entrevista con el programa La Mañana en Directo de ERBOL.  

Dijo que se necesita realizar un mantenimiento correctivo en los ventiladores.  “Hemos sido muy insistentes para que nos puedan solucionar los problemas”, relató respecto a los respiradores.

Detalló que de esos ventiladores que envió la administración gubernamental, uno llegó con una perilla que no servía para regular los datos del paciente, otro necesita un sistema de oxígeno que recién se está implementarndo y otros funcionaron un tiempo y luego fallaron.

«Tenemos una terapia que tiene monitores, médico y enfermeras capacitadas para atender pacientes COVID, pero no tenemos la base que es los ventiladores», lamentó.

Adicionalmente el administrativo medico precisó que les hace falta un equipo de rayos X portátil para la unidad de terapia intensiva.

“La situación no ha mejorado acá, seguimos en el olvido”, sostuvo.

Después del descenso del pico más alto ahora los casos se están incrementando, la terapia intensiva está llena y no cuentan con condiciones para atender pacientes graves.

El entrevistado contó en contacto con la red ERBOL que cuando la pandemia llego a Trinidad el hospital fue diezmado casi hasta alrededor del 50% debido a los permisos por edad de riesgo y por tener niños menores en el hogar regulados por el decreto que emitió el actual gobierno.

Agregó que por ello se tuvo que contratar nuevo personal para reforzar el nosocomio pero ahora, alertó que las autoridades les dijeron que ya no los van a contratar.

Reconoció también que no estaban preparados para la emergencia del coronavirus y tuvieron que hacer modificaciones al hospital para realizar atenciones COVID.

Como dato alarmante, reveló que en el servicio de terapia del sanatorio intuban a ciegas, porque no pueden sacar radiografías por falta de equipos, entonces no saben si el tubo realmente está en el pulmón, explicó.

Por otro lado el médico también se quejó que “por pleitos políticos de la Gobernación el hospital se ve tremendamente perjudicado”.