//Taylor vuelve tras las WBSS con José Carlos Ramírez en la mente

Taylor vuelve tras las WBSS con José Carlos Ramírez en la mente

El peso superligero, tras la segunda edición de las World Boxing Super Series, ha quedado con dos grandes dominadores. De ese torneo salió reforzado Josh Taylor (16-0, 12 KO), quien ganó en un combate tremendo a Regis Prograis y unificó los Mundiales WBA e IBF del superligero. Fuera de la competición, José Carlos Ramírez noqueó a Maurice Hooker para reunir los cinturones WBC y WBO del mismo peso. La coincidencia de los dos, tras varios movimientos, en la misma promotora (Top Rank) hace que la unificación de la categoría parezca la vía única. Antes, Ramírez tenía otros asuntos pendientes.

Iba a pelear contra Viktor Postol en febrero, pero finalmente lo acabó haciendo en agosto. Taylor tenía los mismos compromisos y por ello se enfrentará al retador oficial este sábado en el York Hall de Londres. Le espera el tailandés Apinun Khongsong (16-0, 13 KO). Es invicto, pero su récord es más que cuestionable. De sus últimas cuatro peleas, que le han situado en esta posición, dos han sido contra rivales con récord negativo. La diferencia parece grande.

Pese a ello, Taylor no puede fiarse. El olímpico en Londres tiene una técnica exquisita y necesita rodarse para un combate de máxima dificultad como el que se espera con Ramírez. Estos combates son trampa y no hay que menospreciar, pese a los condicionantes, a su oponente del próximo sábado. Él tampoco lo hace: «Estoy muy emocionado por estar de vuelta. No quería una pelea de calentamiento, por lo que volver contra el retador obligatorio es genial. He estado concentrado y quiero grandes peleas en mi carrera. He observado a mi oponente, he visto sus fortalezas, debilidades y estoy muy seguro ante esta pelea», apunta el escocés en la previa. Después tocará Ramírez. Ambos ya han dejado claro qué quieren la pelea, pero lo primero es lo primero y se llama Apinun Khongsong. (as.com)