//Obras de ejecución directa, el plan para reactivar economía del Chaco

Obras de ejecución directa, el plan para reactivar economía del Chaco

Uno de los ejes de la reactivación económica que se ejecutará en Yacuiba y Villa Montes, municipios del Gran Chaco, tiene como base las obras de ejecución directa, eso implica la generación de empleos en el área urbana y rural. Entre ambas jurisdicciones esperan generar 3.000 empleos para la población.

Desde el nivel central, departamental y municipal se habla de la reactivación económica, que no vaya solo a cubrir la necesidad de corto plazo, sino también de largo plazo. En el Chaco se tienen identificados cuatro ejes fundamentales.

En el caso de Villa Montes, el alcalde Omar Peñaranda explicó que la reactivación económica contempla la ejecución de obras directas para la generación de 2.000 empleos, pues, a la fecha, ya hay mil personas que se benefician de esa iniciativa.

La autoridad manifestó que se trata de trabajos relacionados al arreglo de plazas, parques y calles, para lo cual se invertirá un poco más de 6 millones de bolivianos.

Peñaranda detalló que también está el alivio financiero relacionado con la reducción de impuestos municipales, tanto de vehículos como de inmuebles, con una rebaja del 70 por ciento.

Por otro lado, se fomenta la inversión privada y a través de la modificación del Fondo Rotatorio se incluyó a otros sectores, como el transporte y gremiales. Este sector sentirá el efecto de este beneficio a corto y largo plazo. 

La seguridad alimentaria es también parte de la reactivación económica, que implica la preparación de suelos para cultivos y entrega de canastas alimentarias a los hogares villamontinos.

“Durante la pandemia vinimos preparando una propuesta de plan de reactivación económica que tiene cuatro pilares fundamentales – comentó Peñaranda –. Creo que nuestro Gobierno Municipal es el único que presentó una propuesta seria a corto y mediano plazo, por lo tanto, se trabaja en esos cuatro pilares”.

Por su parte, el alcalde de Yacuiba, Ramiro Vallejos, aseguró que hace dos semanas se inició el plan de reactivación económica con una inversión de 7 millones de bolivianos para ayudar en el área urbana y rural.

La autoridad señaló que se hizo una categorización de tres áreas de intervención; el primero está centrado en el desarrollo productivo y agropecuario, el otro involucra a la pequeña industria como la Federación Regional de Micro y Pequeña Empresa (Feremype) y la Cámara Provincial de la Pequeña Industria y Artesanía (CAPIA), y tercero está la intervención a los barrios de ese municipio.  

Para el caso de CAPIA y Feremype se tiene previsto generar alrededor de mil empleos en esos dos sectores.

Vallejos señaló que el plan de reactivación económica concluirá el 31 de diciembre del año en curso. (El País)