//El correísta Arauz gana en Ecuador pero se jugará la presidencia en segunda vuelta

El correísta Arauz gana en Ecuador pero se jugará la presidencia en segunda vuelta

El candidato progresista Andrés Arauz se impuso este domingo en la primera vuelta electoral de Ecuador pero necesitará un balotaje para convertirse en presidente, según los primeros resultados oficiales. Arauz disputará el 11 de abril la segunda vuelta contra el indigenista de izquierdas Yaku Pérez o el banquero derechista Guillermo Lasso.

Con el 69% de los votos escrutados, Arauz obtenía el 32% frente al 20,12% de Pérez y el 19,3% de Lasso. La estrecha diferencia entre Pérez y Lasso no permite asegurar quién de los dos concurrirá a la segunda vuelta hasta que se conozca un porcentaje más amplio del escrutinio.

De 36 años, Arauz es el candidato de la alianza progresista Unión por la Esperanza, donde se integra el partido Fuerza Compromiso Social, liderado por el expresidente socialista Rafael Correa (2007-2017). Por tanto, la victoria en abril de Arauz, exministro de Conocimiento y Talento Humano (2015-2017), supondría el regreso de las políticas bolivarianas impulsadas por Correa.

Sin embargo, el inesperado impulso de Pérez, de 51 años y candidato del movimiento indígena Pachakutik, podría dar un giro a las previsiones si logra pasar a segunda vuelta en detrimento de Lasso. Pérez ha dado la sorpresa porque todas las encuestas previas a los comicios vaticinaban un balotaje entre Arauz y Lasso, así como los sondeos a pie de urna difundidos tras el cierre de los colegios electorales.

Pérez es crítico de las propuestas liberales de Lasso, pero también es detractor de las políticas de Correa, cuya figura ha estado omnipresente en estos comicios a pesar de no ser candidato y encontrarse en el exilio.

Por su parte, Lasso es un banquero que se postula por tercera vez a la presidencia, ahora como candidato de una coalición entre el Movimiento Creo y el Partido Social Cristiano, dos formaciones conservadoras que defienden políticas económicas liberales. A sus 65 años, Lasso entronca con la clase política más tradicional de Ecuador, cuyo principal objetivo es frenar el regreso al palacio presidencial de Carondelet de la llamada Revolución Ciudadana, el programa de gobierno que Correa llevó a cabo durante la década en que fue mandatario. Por este motivo, Lasso adelantó durante la campaña que apoyaría a Pérez si este pasara a la segunda vuelta. (La Vanguardia)