//En el 52% de 173 feminicidios, autopsias revelaron signos de violencia recurrente

En el 52% de 173 feminicidios, autopsias revelaron signos de violencia recurrente

En el 52% de 173  procesos  de feminicidios,  las autopsias desvelaron  signos de violencia sistemática en contra de las víctimas. Además, en   casi el 30% de los  casos  se conoce que   existieron  hechos de violencia anteriores al asesinato.    

Los datos  fueron revelados  en el  “Estudio sobre las características de los casos de feminicidio y la respuesta del sistema de justicia en las nueve ciudades capitales y El Alto”.

“Es evidente que el feminicidio es la última fase del ciclo de violencia doméstica y queda claro también que antes de perpetrar el mismo, la mujer estuvo sometida a una violencia sistemática por parte del agresor”, dice el informe respecto a que en el 52% de los casos,   las autopsias revelaron  signos de agresiones. “Lo que evidencia que en más de la mitad de los casos identificados  sí  existía violencia sistemática contra las víctimas de feminicidio y ésta no fue denunciada”, se lee  el documento. 

Este estudio  revela además que en el 16,22% de los procesos existió una denuncia o comunicación sobre violencia anterior al feminicidio. “En el 83,78% de los procesos no se conocen denuncias previas”, añade el documento.

Respecto a  si hubo más de una denuncia o comunicación sobre agresiones  anteriores al asesinato, los datos señalan que en el 17,95% de los casos  existió más de una denuncia por violencia previa al feminicidio.

“(Estos datos) develan que el sistema ha fallado en la protección a las denunciantes”,  se lee  en las conclusiones del informe.

Este trabajo es presentado por la Comunidad  de Derechos Humanos y la Alianza Libres sin Violencia, con el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas, Unfpa-Bolivia, en coordinación con el Comité de Género del Órgano Judicial y el Tribunal Constitucional. 

La presentación se realizará hoy,  a las 10:00, a través de las plataformas de Facebook y Youtube de Unfpa-Bolivia y retransmisión por  Radio Encuentro,  del Centro Juana Azurduy, en Sucre, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Población 2021, que se recuerda cada 11 de julio.

Según el equipo de investigación, este estudio recoge información  para la caracterización de los feminicidios y mide la respuesta policial, fiscal y judicial a partir de indicadores y datos que constan en expedientes judiciales que son parte de una muestra definida a nivel nacional.

Para elaborar este estudio, se revisaron 173 procesos penales por delitos de feminicidio. Los casos se abrieron  en el período 2018-2020 (agosto) en  juzgados y tribunales  en  las  nueve ciudades que son  capitales departamentales y la ciudad de El Alto.

 De acuerdo con la investigación, el equipo revisó 173 casos en relación   con  un total de 323 procesos abiertos por el delito de feminicidio durante el período indicado, por lo que la muestra representa el 53,56%.

Este estudio revela  una serie de características de los  casos de feminicidio revisados. Por ejemplo, este trabajo identifica los  lugares donde ocurren los feminicidios. El  35,76% de los casos se cometieron  en el domicilio compartido entre el agresor y la víctima.

Este trabajo establece  ¿cuál es la relación del agresor con la víctima de feminicidio? El 72,92% de los  casos  fueron  de tipo íntimo cometido por el cónyuge, excónyuge, expareja o exenamorado. El 15,38% fue de tipo familiar y cometido por otras personas conocidas y el 7,69% se trató de feminicidios no íntimos (cometidos por una persona desconocida).

Según la investigación, en el 35,19% de los procesos las víctimas de feminicidio tenían hijos e hijas en común con su agresor. (Página Siete)