//Benzema tiene vía libre

Benzema tiene vía libre

El Real Madrid pasó las de Caín para meterse en las semifinales de la Copa de Europa, pero finalmente lo logró con una derrota dulce ante el Chelsea (2-3) que hizo buena la victoria de la pasada semana en Londres (1-3). El equipo de Tuchel se llegó a colocar 0-3 y coqueteó con el cuarto gol, pero el Madrid se revolvió, mandó el partido a la prórroga con un voleón de Rodrygo tras centro exquisito de Modric y, en el tiempo extra, remató la faena por medio del faro que guía los designios blancos en ataque esta temporada: Karim Benzema.

El francés firmó un partido discreto en general, le costó influir en el juego del Madrid y tampoco estuvo finísimo en ataque; y, con todo, se encontró con el larguero en un remate de cabeza y de ese mismo modo encontró el 2-3, a centro de Vinicius tras buena jugada personal del brasileño. El gol nuestro de cada día para un Benzema que, esta temporada, sale a diana por encuentro: lleva 38 goles en otros tantos duelos. 

El pase a semifinales del Madrid allana el camino de Benzema hacia la máxima distinción individual que existe en el fútbol: el Balón de Oro. Colabora para ello que la mayoría de sus teóricos rivales ya estén fuera de la disputa: Messi y Mbappé cayeron ante el Madrid en el Bernabéu, con ‘hat-trick’ de Karim, Cristiano también cedió ante el Atleti, Haaland está fuera… y el último en sumarse al club ha sido Robert Lewandowski, cuyo Bayern cedió en cuartos ante el Villarreal, sin duda la gran sorpresa de la ronda que reúne a los ocho mejores del Viejo Continente.

El polaco, con 47 goles en 41 partidos hasta el momento, era sin duda el gran oponente de Benzema para pelear por el galardón. Pero la temprana eliminación del Bayern en Champions lastra mucho sus opciones: ganar los títulos de Alemania no será suficiente, y menos si se juega en el Bayern. A favor de Benzema también juega el cambio de reglas del trofeo, cuya etapa de valoración finalizará con la temporada 2021-22; es decir, el Mundial contará para el siguiente Balón de Oro, por lo que el buen papel de Benzema y del Madrid tanto en Champions como en Liga es argumento de sobra.

Llegados a este punto, dos son los principales oponentes de Benzema en su lucha por el Balón de Oro: Salah y De Bruyne. Ambos siguen vivos en la Champions, al menos de momento, y son los puntales en los que se apoyan sus respectivos equipos, Liverpool y Manchester City. Dependerá por supuesto del desarrollo del resto de la competición, pero el belga brilla tanto en la finalización como en la creación (14 goles y ocho asistencias) y el egipcio vuelve a ponerse en cifras de goleador avezado (28 tantos hasta el momento).

Lo que seguro tendrá al alcance de su mano es acabar como máximo goleador de la Champions; de momento es segundo, con 12 tantos, superado solo por Lewandowski, con 13. Pero el polaco no jugará más en Europa y el francés tiene por delante dos partidos, que podrían ser tres. El récord de Cristiano (17 tantos en la 2013-14) está complicado, pero no imposible. Va de cabeza Benzema a por el trofeo, literalmente: ha hecho de cabezazo cuatro goles en los cinco últimos duelos. Su rendimiento en las rondas claves ha sido, sin duda, superior al de Lewandowski: ha hecho siete goles entre octavos y cuartos, nada menos.

Lo que seguro que acabará es como mejor goleador de la Liga (lleva 24 tantos, diez más que los segundos, con 14: Vinicius, De Tomás, Juanmi y Ünal. Y espera elevar la cuenta este domingo en el Sánchez Pizjuán, contra el Sevilla. No es seguro su concurso en el encuentro, pero desde el club tienen la esperanza de que los problemas físicos con que acabó frente al Chelsea queden en nada, simples molestias que para el jueves, momento de retorno del Madrid a los entrenamientos, ya estén subsanados. (as.com)