//PAMELA CLAROS, UNA MUJER CON ESPIRITU DE SUPERACION POR SU PUEBLO Y PARA SU GENTE.

PAMELA CLAROS, UNA MUJER CON ESPIRITU DE SUPERACION POR SU PUEBLO Y PARA SU GENTE.

Si hay algo que debemos mencionar y destacar es el coraje de muchos jóvenes, hijos e hijas de este pueblo que, al concluir su etapa de colegio, decidieron seguir estudios universitarios y forjarse una profesión. Un ejemplo de lo que mencionamos es la joven odontóloga Pamela Claros Flores que hoy cuenta con su propia clínica odontológica, ODONTOCLINIC CAMIRI es el nombre de su clínica. Está ubicada en Calle 24 de Septiembre esquina Colón y está al servicio de la población en general desde el 3 de mayo de 2019.

Ella estudió en la prestigiosa unidad educativa Cristiana Camireña, salió bachiller el año 2006 e inmediatamente migró hacia la ciudad de Cochabamba en donde radicó para estudiar en la Universidad de Aquino Bolivia, (UDABOL).

Llegamos a su clínica y le solicitamos unos minutos para conversar con ella, lo que acepta con mucho agrado ya que la amabilidad, el respeto y la educación, además de su buen humor son elementos que componen su personalidad.

Le preguntamos por qué decidió estudiar odontología?, “siempre tuve apego al área de salud y la odontología me cautivo por el reto que implica trabajar en la sonrisa de las personas que conlleva minuciosidad y excelencia. Fue un todo un desafío para mí iniciar y una meta cumplida haberla culminado”, nos dice.

Siempre tuvo clara la decisión de volver a su pueblo, Camiri, para realizarse completamente como profesional, ”vi necesario suplir una necesidad que tiene la gente de mi pueblo, el ofrecer una atención y un ambiente como en las grandes ciudades es algo que Camiri merecía, y día a día trabajamos para lograr la excelencia, todo por mi pueblo”, nos hace saber y nos muestra su entera satisfacción.

Nuestra joven profesional tiene la esperanza de que la situación, en todo aspecto, irá de menos a más, tiene mucho de positiva, “Tengo el pensamiento de que cuando alguien da lo mejor de sí las cosas marchan bien. Por la pandemia las cosas fueron complicadas para todos, pero, agrega, seguimos confiando en Camiri, adaptándonos a la nueva realidad. Creo que nuestro trabajo ha sido la mejor publicidad para consolidarnos en favor de nuestra gente».

Y como tiene que atender a la considerable cantidad de pacientes que a diario requieren de sus atenciones, nos despedimos, no sin antes agradecerle por los minutos de amena conversación que nos dedicó.