//Macron asegura a Alemania y Polonia que Putin retirará en febrero sus tropas de Bielorrusia

Macron asegura a Alemania y Polonia que Putin retirará en febrero sus tropas de Bielorrusia

El presidente francés, Emmanuel Macron, habló el martes de «soluciones concretas» para la crisis de Ucrania, para las que habría recibido el aval de su homólogo ruso y sobre las que informó en Berlín a los jefes de Gobierno de Alemania y Polonia, recién llegado de su viaje a Kiev y a Moscú. Esta última reunión recupera el formato ‘Triángulo de Weimar’, desactivado desde hace once años y que se suma ahora a los esfuerzos por «garantizar la paz en Europa, que es nuestra principal meta», dijo el canciller alemán, Olaf Scholz, recién llegado a su vez de Washington. El presidente de Polonia, Andrzej Duda, que aportaba a la reunión el encuentro que acababa de mantener con el presidente de China, Xi Jinping, pareció confiar en la propuesta que Macron compartía todavía de forma confidencial, puesto que afirmó que «es posible evitar la guerra,» aunque también añadió más dramatismo al encuentro, recordando que «Europa no vivía una situación tan peligrosa desde la Segunda Guerra Mundial».

Los tres confían en sumar fuerzas, desde sus presidencias por turno de la UE, la OSCE y el G7, pero la voz cantante la lleva Macron, que llegaba de reunirse con Putin cinco horas en Moscú y luego con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, otras tres en Kiev.

Macron informó a los jefes de Gobierno de Alemania y Polonia que ha obtenido en esas reuniones un «doble compromiso» de Ucrania y Rusia para respetar los acuerdos y que confía en haber llegado a identificar «concretas soluciones prácticas» para la desescalada. Según Macron, Putin consideró que «algunas ideas planteadas» podrían «sentar las bases para un progreso común» y prometió retirar sus tropas de Bielorrusia, una vez finalizadas las maniobras en febrero. También accedió a considerar las propuestas francesas, incluido el compromiso de que ninguna de las dos partes tomen iniciativas militares, el inicio de un diálogo sobre el dispositivo militar ruso y conversaciones de paz sobre el conflicto en Ucrania.

Cohesión en la UE

«No podemos subestimar el momento de tensión que estamos viviendo y no podemos resolver esta crisis en unas horas de conversaciones», advirtió Macron, que celebró contar con promesas de Putin: «Me dijo que él no será la causa de la escalada». Por su parte, Zelenski mostró esperanza en la próxima cumbre con los líderes de Rusia, Francia y Alemania, el ‘formato Normandía’, con una primera reunión de asesores el jueves en Berlín.

Al objetivo de «mantener la paz en Europa» de Duda y Scholz, Macron añadió el de «mantener cohesionada la posición europea», señalando así el valor del encuentro del Triángulo de Weimar. Mientras que Alemania y Francia han optado hasta ahora por un enfoque más diplomático, Polonia ha mostrado una postura más dura, pero Berlín confía en que el formato trilateral pueda recalibrar el enfoque de Europa hacia el Kremlin. «Polonia está de acuerdo con Alemania sobre la necesidad de mantener una estrecha unidad transatlántica hacia Rusia y con Francia sobre la necesidad de anteponer los intereses estratégicos a los beneficios económicos a corto plazo, como Nord Stream 2», explica Lukasz Maslanka, del Instituto Polaco de Asuntos Internacionales ( PISM).

Los principales desacuerdos entre Francia, Alemania y los Estados del Este de la UE versan sobre la «naturaleza de la asistencia militar a Ucrania» y las medidas necesarias para disuadir una posible agresión rusa. «El objetivo es construir un frente político conjunto. […] Incluso si hubo algunas declaraciones en el pasado de políticos alemanes que plantearon dudas, ahora parece que hablamos con una sola voz», declaró ayer el secretario de Estado polaco Andrzej Dera. (ABC)