//Consejos de expertos para elegir entre altavoces activos o pasivos

Consejos de expertos para elegir entre altavoces activos o pasivos

A la hora de adquirir un nuevo altavoz, son muchos los rasgos en los que el consumidor pone el foco. Sin embargo, hay una característica fundamental en la que suele reparar en primer lugar y es en si se trata de un modelo activo o pasivo, algo básico que acabará por determinar la selección de altavoces entre los que cada usuario tendrá que elegir el suyo.

Con el fin de saber diferenciar las características que tiene cada tipo de altavoz, los expertos de ZocoCity se pronuncian para poner el foco en los rasgos distintivos de cada uno de ellos, cuáles son las diferencias entre el funcionamiento de uno u otro y qué prestaciones son capaces de ofrecer en la actualidad.

Altavoces activos y pasivos. ¿Cuál es la diferencia?

A pesar de que el desarrollo tecnológico ha ido encaminado principalmente a mejorar la calidad de imagen del visionado de canales de televisión y contenidos multimedia, durante años muchos pensaron que el sonido era el gran marginado y que no recibía la atención que merecía.

Aunque a día de hoy se trabaja de manera común en ambos frentes para ofrecer al consumidor tanto dispositivos de proyección y visualización de la más alta calidad como equipos de sonido capaces de hacer captar al usuario todos los matices de la pista de audio, no siempre ha sido así.

La sofisticación en el campo del sonido no deja de sorprendernos, ya que el ritmo de novedades que se lanzan es, cuanto menos, chocante teniendo en cuenta la frecuencia con la que se producen estos anuncios y lanzamientos”, explica el equipo de ZocoCity. “Por eso, es importante que el usuario pueda tener acceso al asesoramiento de un equipo de expertos capaces de mantenerse al día de las tendencias en el campo de los equipos de sonido, a la vez que poner a su alcance una plataforma de venta donde pueda adquirir todos los productos que necesita”, comentan.

Por ese motivo, y teniendo en cuenta que ZocoCity.es es una de las tiendas mejor posicionadas en el campo de la venta de los dispositivos de sonido, el consumidor puede estar tranquilo, teniendo en cuenta lo importante que es disponer de una referencia fiable que ofrezca todas las garantías para adquirir cualquier equipo de sonido de calidad superior, como es el caso.

Los altavoces activos, también llamados altavoces autoamplificados, son una clase de altavoces que cuentan con un amplificador incorporado dentro de la caja. Por norma general, son modelos que se caracterizan por ser altamente compactos y por ser muy fáciles de usar.

“No obstante, aunque muchos usuarios los eligen en primer lugar por su control y manejabilidad, hacemos hincapié en que la potencia media de estos dispositivos es sensiblemente más baja que la de los altavoces pasivos, que suelen ofrecer sonidos más contundentes en todas las áreas”, comenta el equipo de la firma valenciana.

No obstante, a pesar de este hándicap, desde ZocoCity ponen de manifiesto las ventajas de las que disponen estos altavoces: “se trata de un sonido limpio, con ruido reducido y reproducido a distancias cortas, lo que garantiza una recepción perfecta del sonido”, explican desde la compañía. “Además, suelen disponer de menos cables, algunos modelos disponen de ranuras para tarjetas SD y hasta puertos USB, y además son capaces de ofrecer, en su mayoría, varios modos de sonido que poco tienen que ver entre sí, haciendo que la experiencia sea mucho más rica e inmersiva”, comentan.

Tal y como remarcan desde ZocoCity.es, los altavoces activos son ideales para reproducir archivos digitales, colocar en entornos domésticos o zonas de paso y tener un equipo completo y versátil sin tener que recurrir a mastodónticas construcciones. “Lo cierto es que los altavoces activos no son el último grito en el campo del sonido, pero el conjunto de prestaciones que es capaz de ofrecer los convierte en una alternativa muy a tener en cuenta para casi cualquier situación y perfil de usuario”, añaden.

Qué ofrecen los altavoces pasivos y qué los convierte en una opción a tener en cuenta

Por su parte, los altavoces pasivos son aquellos que han sido diseñados para amplificar o emitir un sonido suministrado por una señal eléctrica cuyo origen se encuentra en un amplificador de audio. Es decir, el amplificador recibe la señal de un reproductor, la amplifica y la envía al altavoz.

“Es cierto que un altavoz pasivo necesita de más elementos para poder funcionar, y he ahí su principal desventaja con respecto a los modelos activos: que son menos manejables y nada compactos”, explican desde la firma. “No obstante, la elección entre unos altavoces activos o pasivos variará en todo caso según las necesidades de cada usuario, siendo los pasivos una opción segura y de calidad que merece la pena tener en cuenta”.

Lo dice el equipo de ZocoCity, que está especializado en equipos de sonido premium y que conoce a fondo las características de estos aparatos. De hecho, tal y como leemos en este artículo, ZocoCity es la mejor opción para adquirir un equipo de sonido y llevan trabajando durante años con las principales firmas del sector, lo que los convierte de facto en una voz autorizada en este campo.

“A pesar de ese hándicap, será el usuario quien tenga que sopesar, con la ayuda de nuestro equipo de asesores expertos en sonido, si un altavoz pasivo es el mejor modelo para satisfacer sus necesidades”, explican desde la compañía.

Y es que un altavoz pasivo tiene múltiples ventajas que deben ser tenidas en cuenta. Permite incorporar nuevos complementos para mejorar la experiencia, adaptándola a cada tipo de contenido. Su precio, además, es más barato que el de otros modelos y resulta más fácil instalar pequeños reemplazos o llevar a cabo reparaciones debido a la fragmentación del equipo, que permite involucrar solo a la pieza dañada.

Por otra parte, se trata de equipos más versátiles, precisos y que ofrecen una calidad de sonido sensiblemente superior a la de sus hermanos activos, por lo que conviene estudiar las características del entorno y saber el uso que se le pretende dar para tener una idea de por qué modelo decantarse. (NCYT)