//Stoltenberg y Scholz garantizan que la OTAN no intervendrá en la guerra de Ucrania

Stoltenberg y Scholz garantizan que la OTAN no intervendrá en la guerra de Ucrania

El canciller alemán Olaf Scholz ha confirmado su rechazo a la intervención militar de la OTAN en la guerra de Ucrania. «La OTAN no intervendrá militarmente en esta guerra», ha garantizado después de recibir en la Cancillería de Berlín al secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, que por su parte se ha mostrado de acuerdo con esa afirmación y ha enfatizado que es «responsabilidad» de la alianza militar «evitar que este conflicto se intensifique aún más», lo que significaría solamente «más sufrimiento, muerte y destrucción».

Después de que los ministros de Defensa de la OTAN rechazaran ayer una propuesta polaca de enviar una «misión de mantenimiento de la paz» a Ucrania y a pesar del conmovedor discurso dirigido minutos antes por el presidente de Ucrania ante el pleno del Bundestag alemán, en el que Volodimir Zelenski había insistido en que «las sanciones no son suficientes para parar esta guerra», Scholz se ha mantenido firme en su negativa a una implicación de la OTAN.

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, está haciendo campaña a favor de una misión humanitaria armada de la alianza militar antes de la cumbre especial de jefes de estado y de gobierno de la OTAN la próxima semana, pero Alemania adelanta así su rechazo. «Estamos del lado de Ucrania», ha enfatizado Scholz, pero limitando el apoyo a los envíos de armamento y ayuda humanitaria anunciados hasta ahora.

100.000 millones para fortalecer al ejército

Stoltenberg, en la misma rueda de prensa, ha reconocido el apoyo efectivo alemán a Ucrania en esas áreas. La recepción de decenas de miles de refugiados de Ucrania también muestra «generosidad y solidaridad», ha dicho, y ha reconocido los esfuerzos de Scholz por encontrar una solución diplomática a través de contactos directos con el jefe del Kremlin, Vladimir Putin.

Con miras a fortalecer la preparación de la alianza para defenderse, en el proceso de refuerzo del flanco oriental, Scholz ha demostrado «coraje político» al anunciar que, a partir de este año, el 2% de PIB alemán será invertido en Defensa, ha recalcado Stoltenberg, que se ha referido concretamente a la compra prevista de nuevos aviones de combate. Scholz ha descrito la creación de un fondo especial de 100.000 millones de euros para fortalecer el ejército alemán como una «señal de nuestra voluntad y determinación para reaccionar ante la situación cambiante» y ha señalado que la ministra de Exteriores, Annalena Baerbock, concretará esta tarde los detalles de la compra de aviones de fabricación estadounidense con Stoltenberg, que tiene previsto entrevistarse además con la ministra alemana de Defensa Christine Lambrecht. (ABC.es)