//Perros que detectan la COVID-19 por su olor

Perros que detectan la COVID-19 por su olor

La capacidad olfativa de los perros es formidable. En un nuevo estudio, se ha comprobado hasta qué punto es viable confiar en perros entrenados para hacer detecciones ultrarrápidas de casos de COVID-19.

La identificación y el aislamiento rápidos y precisos de los pacientes con infección por coronavirus es una parte importante de la gestión global de la pandemia de COVID-19. El diagnóstico actual de la infección por el coronavirus SARS-CoV-2, culpable de la COVID-19, se basa en una prueba de PCR que identifica con precisión y sensibilidad notables al coronavirus, sin confundirlo con otros patógenos. Sin embargo, las pruebas de PCR son poco adecuadas para el cribado de grandes masas de personas debido, entre otras cosas, a la lentitud de sus resultados y a su elevado coste.

En el nuevo estudio, realizado por especialistas de la Universidad de Helsinki y del Hospital Universitario de Helsinki, ambas entidades en Finlandia, se ha confirmado que se puede enseñar a los perros a identificar en el olor de los hisopos qué muestras recogidas de personas tienen infección por coronavirus.

En la primera fase del estudio, se enseñó a los perros a discriminar los hisopos con muestras de pacientes con coronavirus de los hisopos con muestras de voluntarios que dieron negativo en un test de detección de COVID-19.

Tras un periodo de entrenamiento de varias semanas, los perros fueron trasladados del centro de entrenamiento al aeropuerto de Helsinki para las siguientes fases del estudio.

En este aeropuerto, la precisión de los perros en la identificación de las muestras fue del 92%.

Los resultados del estudio confirman las conclusiones de estudios anteriores, según las cuales los perros son capaces de identificar por el olor qué personas tienen una infección por coronavirus.

El estudio se titula “Scent dogs in detection of COVID-19 – triple-blinded randomized trial and operational real -life screening in airport setting”. Y se ha publicado en la revista académica BMJ Global Health. (Fuente: NCYT de Amazings)